Necaxa 0-0 Morelia… El arbitraje hundió a los Rayos en la Porcentual

Cuando parecía que la situación de los Rayos del Necaxa no podía ser peor, el arbitraje de Miguel Ángel Ortega y en específico de su Auxiliar, Jesús Sevilla, terminaron por hundir a los...
Sabah tuvo varios acercamientos.
 Sabah tuvo varios acercamientos.  (Foto: Notimex)
Estadio Victoria ante una pobre entrada -
  • Suárez marcó un golazo en el segundo tiempo que no fue validado por error arbitral
  • Sergio Bueno no pudo aumentar la esperanza del equipo hidrocálido
  • Los Rayos no han podido marcar gol en los que va del Clausura 2011

Cuando parecía que la situación de los Rayos del Necaxa no podía ser peor, el arbitraje de Miguel Ángel Ortega y en específico de su Auxiliar, Jesús Sevilla, terminaron por hundir a los hidrocálidos en la Tabla Porcentual. Además, el debut de Sergio Bueno terminó por convertirse en una de las noches más amargas en su carrera, pues lo que parecía terminar en fiesta, prácticamente es el inicio del fin.   Después de casi cinco partidos, Necaxa había encontrado el gol por conducto del ecuatoriano Christian Suárez quien convirtió un golazo de media distancia, pero que a pesar de haber atravesado por completo la línea de gol, la tripleta arbitral no lo dio por bueno. De esa forma, los Rayos complican, aún más, sus esperanzas de mantenerse en la Primera División, por lo que tendrán que buscar más que un milagro para no descender.   Por su parte, Morelia tuvo un partido para el olvido y el cargo de Tomás Boy al frente del cuadro purépecha parece estar en entredicho, pues se quedaron con 10 hombres desde el primer tiempo y nunca pudieron equilibrar un partido en el que el conjunto local les pasó por encima a pesar de no poderlo reflejar en el marcador.   EL PARTIDO   Ambos equipos comenzaron el partido de forma precavida. Tanto Rayos como Monarcas dejaron al rival la iniciativa y no se permitieron arriesgar en ningún momento, pues la situación por la que atraviesan no les permite irse al frente sin importarles lo que suceda en su zona defensiva.   Sin embargo, la escuadra purépecha fue la primera que se soltó un poco el nervio y decidió a hacerse con la pelota para manejarla, por lo que Joao Rojas, refuerzo ecuatoriano, comenzó a orquestar algunos avances que no terminaban con peligro en la portería de Oscar “Conejo” Pérez. De hecho, en uno de los rebotes que se produjeron luego de un ataque visitante, se derivó la primera de peligro en el partido y para Necaxa.   Christian Suárez recibió una pelota filtrada dentro del área michoacana; sin embargo, la redonda se le alargó al ecuatoriano y no pudo definir de manera correcta ante la salida de Federico Vilar que con un manotazo alcanzó a desviar el esférico de su marco. A partir de ese momento, ambas escuadras cayeron en una lucha intensa en el medio campo que empezó a tornarse ríspida luego de que los pupilos de Tomás Boy recurrieran a la falta para cortar los avances de los Rayos.   El colombiano Aldo Leao Ramírez fue el que pagó los platos rotos de su equipo, pues al minuto 21 fue amonestado, precisamente por cortar un avance, y al 33’ de la primera mitad le puso un “planchazo” a Everaldo Barbosa que le costó la segunda amarilla y por ende la expulsión del partido, dejando a sus compañeros con inferioridad numérica y con mucho partido por delante. Necaxa de inmediato adelantó líneas pero no pudo producir una jugada que le permitiera irse al frente durante los primeros 45 minutos.   Para el segundo tiempo, Sergio Bueno ordenó algunos cambios con la intención de encontrar el primer gol y la primera victoria para Necaxa en el Torneo. Parecía que el dicho de ‘equipo que estrena técnico gana’ se haría valer en un desolado Estadio Victoria de Aguascalientes. De hecho, el equipo de Bueno vio crecer sus posibilidades de ganar el encuentro cuando Alberto Luico, defensa central de la monarquía fue expulsado por falta sobre el brasileño barbosa.

El trámite del juego no cambió mucho de acuerdo a lo mostrado por ambos equipos hacia el final del primer tiempo. Sin embargo, el premio al esfuerzo necaxista llegó a los 67 minutos de tiempo corrido, premio que el mal arbitraje de Ortega y Sevilla terminó por truncar las esperanzas de los Rayos de mantenerse en Primera División.   El ecuatoriano, Christian Suárez sacó un tremendo disparo de fuera del área que dejó inmóvil a Federico Vilar, el balón pegó en el travesaño y botó claramente dentro de la portería de Monarcas en lo que era un gol válido para el Necaxa, todavía Sergio Blanco remató de cabeza, en claro fuera de lugar, aunque el balón había ingresado al marco antes del remate del uruguayo. Sin embargo, el Auxiliar, Jesús Sevilla marcó posición adelantada en un claro error que mató toda esperanza hidrocálida.   Entre protestas se fue expulsado Sergio Bueno y posteriormente Tomás Boy, quien se hizo de palabras con el argentino Pablo Quattrocchi y posteriormente con algunos aficionados que asistieron al partido.   De esa forma, los Rayos vieron aún más reducidas sus posibilidades de salvarse del descenso y mantener la categoría, pues aunque ahora si convirtieron un gol y superaron a su rival, un error arbitral terminó por liquidarlos.

EL ARBITRAJE   Pésimo trabajo de Miguel Ángel Ortega, quien se dejó llevar por la decisión de su Auxiliar, Jesús Sevilla para anular un gol que era válido y que incidió directamente sobre el marcador. Se apuntó una buena en la expulsión de Aldo Leao Ramírez, aunque debió sacarle la tarjeta roja en forma directa y no amonestarlo por segunda ocasión.   DIVISIONES MENORES   En lo que respecta a las categorías menores, Necaxa tampoco corrió con suerte, pues en la Sub-20 los Rayos empataron a un gol con los Monarcas, mientras que en la División Sub-17, la escuadra purépecha se llevó los tres puntos al derrotar 2-0 a los locales.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×