Tigres 2-1 Santos… Los felinos dan zarpazo de Liguilla

La pelota iba y venía al área felina. Tigres, con la ventaja, se defendió como una auténtica fiera. Santos, herido, buscó afanosamente un gol que le diera el rescate, pero no hubo tal: Tigres se...
La pelota iba y venía al área felina. Tigres, con la ventaja, se defendió como una auténtica fiera. Santos, herido, buscó afanosamente un gol que le diera el rescate, pero no hubo tal: Tigres se llevó por 2-1 el triunfo ante Santos.
 La pelota iba y venía al área felina. Tigres, con la ventaja, se defendió como una auténtica fiera. Santos, herido, buscó afanosamente un gol que le diera el rescate, pero no hubo tal: Tigres se llevó por 2-1 el triunfo ante Santos.  (Foto: Notimex)
San Nicolás de los Garza, Monterrey -
  • Acosta hace la diferencia para los auriazules
  • LosGuerreros enciman, pero caen vencidos 

La pelota iba y venía al área felina. Tigres, con la ventaja, se defendió como una auténtica fiera. Santos, herido, buscó afanosamente un gol que le diera el rescate, pero no hubo tal: Tigres se llevó por 2-1 el triunfo ante Santos, y con la vuelta al triunfo respiró aires de Liguilla.

La tarea no fue simple. Santos se plantó en el Volcán como un auténtico guerrero, atacando y buscando el frente, y por momentos dio la sensación de merecer más, aunque al final acabó vencido ante unos auriazules que se sobrepusieron a todo para volver a gritar la victoria.

En una gesta dramática, pero simplemente espectacular, los universitarios cortaron una racha de tres juegos sin ganar ante el delirio de su público, para frenar el paso de unos laguneros que ahora tienen que lidiar con la misma racha, de tres jornadas sin ganar.

El resultado deja a los universitarios con 25 puntos a un paso de amarrar la calificación, y enfilando a la última Jornada con todo a favor para declararse finalistas visitando al Puebla. Santos, por su cuenta, se estancó en 24 puntos, aunque con la ventaja de tener enfrente dos partidos en casa, al recibir al Morelia por el duelo pendiente de la fecha 6, y luego cerrando ante Atlas en la Jornada 17.

El duelo resultó un auténtico adelanto de la Liguilla, sin comparación al espectáculo de una semana atrás en el fallido Clásico 94.

Tigres improvisó ante las ausencias de Carlos Salcido, David Toledo y Damián Álvarez, y mandó al campo a Fernando Navarro como lateral derecho, adelantando a Israel Jiménez a la contención, junto al novato Jesús Dueñas.

Santos por su cuenta no contó con el “Chato” Rodríguez, y recargó en Rodolfo Salinas y Carlos Morales la tarea de la recuperación.

El resultado fue una batalla de ida y vuelta, donde la figura de Enrique Palos fue vital para el triunfo, y donde Alberto Acosta solucionó la falta de definición a la ofensiva haciendo el gol del triunfo en el segundo tiempo.

Los laguneros tuvieron en Christian Suárez a un auténtico demonio por la punta izquierda, volviendo loca a la defensiva en cada oportunidad.

Apenas al 17, el ecuatoriano ganó la espalda de Navarro y punteó sobre la salida de Palos, pero el arquero se rehízo mandando a córner con la rodilla.

Tigres respondió al 23’, cuando Acosta quedó solo en el área y disparó de pierna derecha, pero encima del marco cuando se cantaba el primero.

El tú a tú no desentonó, y al 29 Suárez le bajó una pelota a Quintero en el área, y el colombiano sacó un fogonazo de pierna derecha que se fue apenas desviado del ángulo superior derecho.

La propuesta santista abrió el compromiso, y 39’ otra vez Suárez entró al área por la izquierda y centró para Quintero, quien al remató con dirección a gol, pero Palos, de un manotazo, salvó el tanto de la visita.

Todo indicaba que sería Santos quien abriera el marcador, pero al 41’ Danilinho encontró un balón en el área y tocó débil sobre la salida de Oswaldo Sánchez, pero de atrás apareció Santiago Hoyos para empujar la pelota en su propia portería y poner el 1-0 que hizo explotar al Volcán.

Tigres tenía todo para irse con ventaja al descanso, pero al 42’ Navarro se quedó tendido en el campo y dejó a su equipo con 10 al no poderse recuperar.

Fue así que tras un nuevo intento de Suárez, el propio ecuatoriano puso el 1-1, cuando en un balón largo de Morales ganó por arriba en el área, anidando el balón en una solitaria portería, ya que Palos había salido a cortar, pero sin éxito.

El complemento se dio en el mismo tenor, sólo que el “Tuca” ajustó con la entrada de Rivas mandando al jarocho a la central, y abriendo a Ayala a la derecha.

Suárez siguió con su cátedra de desbordes, y al 59’ estuvo cerca del segundo, cuando recortó a Juninho y sacó un derechazo en el área, pero Palos voló para lavar su error del primer tiempo.

El duelo estaba para los dos lados, pero Tigres era quien llegaba con más frecuencia, y al 66’ encontró el premio cuando Mancilla metió un centro desde la derecha, y tras una falla de Danilinho, Acosta apareció para cerrar a segundo palo, poniendo el 2-1 que detonó la confianza en la tribuna.

Lo que siguió fue un concierto de Santos buscando una pelota oportuna, pero ni las entradas de Ochoa y Escoboza les dieron la oportunidad a los laguneros, ante unos felinos que se defendieron con 10 en su primer tercio.

El silbatazo de Jorge Antonio Pérez supo a alivio para la tribuna, y Tigres festejó su nueva victoria, que lo pone con una garra y la mitad de la otra en la nueva disputa por el título.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×