Con agonía incluida, Tuzos robaron invicto Rayado en Copa

En un verdadero juegazo y de manera agónica, Monterrey perdió el invicto en la Copa MX al ser derrotado 3-2 por los Tuzos de Pachuca.
En un verdadero juegazo y de manera agónica, Monterrey perdió el invicto en la Copa MX al ser derrotado 3-2 por los Tuzos de Pachuca.
 En un verdadero juegazo y de manera agónica, Monterrey perdió el invicto en la Copa MX al ser derrotado 3-2 por los Tuzos de Pachuca.
Estadio Tecnológico ante una mala entrada -
  • Rayados jugó este juego ya clasificado, Pachuca aún busca un lugar para los Cuartos
  • La siguiente semana se vuelven a enfrentar, ahora en el Estadio Hidalgo

En un verdadero juegazo y de manera agónica, Monterrey perdió el invicto en la Copa MX al ser derrotado 3-2 por los Tuzos de Pachuca. Los Tuzos tuvieron una buena noche, sobre todo en el primer tiempo y en el inicio de la parte complementaria, en donde se fueron 2-0 con tantos de Andrade e Hirving Rubirosa; Rayados reaccionó e igualó el cotejo con una diana de Morélo y otra de Luis López, sin embargo al 93',  Diego de Buen hizo el tanto de la victoria. En la primera parte, Pachuca dominó y lo reflejó tras 37 minutos, Edgar Andrade, el motor ofensivo de los  Tuzos, incursionó al área y justo cuando iba a posesionarse para tirar, Alejandro García, le cometió falta y Miguel Ángel Ayala, silbante del partido, no dudó en sancionar la acción; el propio Andrade agarró la esférica y la mandó guardar. Después del descanso, el cuadro hidalguense siguió desplegando un buen futbol y apenas a los 48' ya habían acrecentado la pizarra. Tras gran servicio de Simón Almeida, quien primero cortó el balón y luego dio el pase a Hirvin Lozano, perfiló a los linderos del área y de pierna derecha definió con gran tranquilidad ante la salida de Juan De Dios Ibarra. Obligado a reaccionar, Monterrey, ya con Wilson Morélo en la cancha, empezó poco a poco a despertar de su letargo futbolístico. Al minuto 66, Morélo pudo dar una alegría a la afición Rayada; dentro del área el colombiano aprovechó que la zaga no despejó la esférica y estando de espalda al marco se giró y de zurda sacó un gran disparo que se fue al fondo de las redes.   Con la anotación albiazul, los dirigidos por Enrique Meza no se hicieron menos y en instantes crearon una opción para finiquitar el cotejo; sin embargo Hirving Lozano no pudo marcar, su remate pegó en el travesaño.   Con unos Rayados buscando empatar partido y los de Hidalgo enfocados en matar el cotejo, el duelo creció en emociones, situación que hizo que se perdiera el medio sector. Tener un mejor segundo tiempo le dio a Monterrey para empatar a falta 12 minutos para culminar el cotejo; los regios en una jugada a balón parado lograron igualar el marcador con gran cabezazo de Luis López. Los minutos finales fueron intensos, a la Pandilla ya no le alcanzó para más, ya que la ansiedad le ganó a los jugadores, quienes ya no tuvieron la inteligencia para crear alguna otra opción con real peligro. Todo indicaba que sería un empate final pero los visitantes tuvieron la fortuna de tener la última y se les hizo salir con la victoria. Diego De Buen incrustó el balón a la portería e hizo callar el Estadio Tecnológico.

No te pierdas