Santos dejó al Atlante virtualmente descendido

Santos Laguna prácticamente sentenció el destino de los Potros de Hierro del Atlante, quienes están virtualmente descendidos. Los laguneros vencieron 4-3 a los azulgranas para dejarlos en fase...
Santos Laguna prácticamente sentenció el destino de los Potros de Hierro del Atlante, quienes están virtualmente descendidos. Los laguneros vencieron 4-3 a los azulgranas para dejarlos en fase terminal.
 Santos Laguna prácticamente sentenció el destino de los Potros de Hierro del Atlante, quienes están virtualmente descendidos. Los laguneros vencieron 4-3 a los azulgranas para dejarlos en fase terminal.  (Foto: Notimex)
  • Sólo un milagro salvaría al Atlante; Santos se metió al tercero general

Santos Laguna prácticamente sentenció el destino de los Potros de Hierro del Atlante, quienes están virtualmente descendidos. Los laguneros vencieron 4-3 a los azulgranas para dejarlos en fase terminal. Con un par de partidos pendientes, Atlante está a seis puntos de distancia de Puebla, por lo que matemáticamente no está muerto, aunque la diferencia de goles a favor de los poblanos es abismal por lo que todo parece estar sentenciado. Después de poco más de 15 minutos de bastante actividad y de jugadas en ambas áreas, Darwin Quintero con magia en sus botines, cobró magistralmente un tiro libre desde el costado izquierdo techando a Yosgart Gutiérrez para poner el 1-0 en la cuenta local. Sin embargo la fortuna sonrió para el lado lagunero, entre Oribe Peralta y Darwin Quintero tejieron una jugada rápida que culminó el colombiano para poner el 2-0 y encaminar al Atlante rumbo a la Liga de Ascenso. Iniciando la segunda parte, la esperanza llegó a los atlantistas luego de que Fernando Guerrero señalara una pena máxima producto de una mano de Osmar Mares. Pero todo acabó cuando Michael Arroyo  estrelló el balón en el travesaño de la portería de Oswaldo Sánchez. Atlante comenzó a cavar su propia tumba.   De nueva cuenta el Potro cobró un poco de vida a los 56 minutos; Francisco Uscanga centró al área buscando a Ángel Sepúlveda, este le ganó el duelo a Osmar Mares para rematar de cabeza y anotar el primero en la cuenta visitante. Aun así, Atlante estaba en busca de al menos uno más para salir de la fase terminal y entrar en terapia intensiva. Y quien terminó de clavar el ataúd fue Javier Abella a los 76’, el lateral derecho remató correctamente el esférico tras recibirlo por parte de Mauro Cejas poniendo el 3-1 en el marcador y terminando con la más mínima esperanza de vida azulgrana. Para terminar el encuentro, Luis Madrigal empujó el balón para regresar el ánimo a su equipo poniendo el 3-2 a unos cuantos minutos del final. Sin embargo la respuesta santista se vino de inmediato de nueva cuenta con Darwin Quintero quien terminó por fulminar a Yosgart Gutiérrez con tremendo derechazo, consiguió  “Hat –Trick” y terminó de matar al enemigo.   En tiempo de compensación y ya sin nada que perder, Madrigal consiguió de cabeza el 4-3 pero sólo fue una reacción sintomática pero que no les permitió salir de terapia intensiva.   Pitó el silbante y las imágenes de desolación, de impotencia y de resignación aparecieron sobre la cancha, los rostros desconsolados de los atlantistas quedarán en el recuerdo del juego en el que  Atlante prácticamente perdió la categoría.

No te pierdas