Zarpazo felino rumbo al cuarto título

El primer triunfo de Tigres llegó en esta Liguilla, y parece que a buena hora. Los felinos, con un solitario gol de Joffre Guerrón, se alzaron victoriosos ante su afición, para poner una garra en...
El gol de: Tigres vs América ( 1-0 )
Estadio Universitario, ante un lleno -
  • Gol de Guerrón dio ventaja a los de la UANL en la Final del Apertura 2014
  • América regresará herido a casa, pero con vida

El primer triunfo de Tigres al fin llegó en esta Liguilla, y parece que a buena hora. Los felinos, con un solitario gol de Joffre Guerrón, se alzaron victoriosos ante su afición, para poner una garra en el trofeo de campeón, que sería el cuarto en su historia si redondean el domingo.

No, definitivamente no está nada definido, y menos en una Final tan cerrada, pero la mínima ventaja pone a los felinos a 90 minutos de la cuarta estrella, en una Liguilla que se ha distinguido por minimalista y poco vistosa, con el gol a cuenta gotas. La victoria rompió a los felinos una racha de 10 juegos sin ganar en Postemporada, pero con ese saldo les bastaría para reinar en el futbol mexicano.

Fue una noche sin glamour ni riesgos, jugada con sudor y nervios, sabiendo que el juego de Vuelta marcará el rumbo definitivo de la Copa. Pero es precisamente por ello que el 1-0 parece positivo para los bengaleses, que nunca enseñaron el total de su potencial, enfocados mucho al equilibrio y a no fallar en sector defensivo.

Ahora, sin criterios para desempate más que el marcador global, a los felinos les basta un empate para coronarse en la Vuelta, ya que una victoria del América por la mínima enviaría el juego al alargue y de ser necesario a penales.

El conjunto de Mohamed se metió al "Volcán" buscando contener ante todo a su rival, y lo cierto es que casi lo logra. Pero la velocidad de Damián Álvarez por el lado de Ventura Alvarado fue letal en dos ocasiones, una de ellas suficiente para escribir la diferencia.

El marco -pletórico y vaciado en apoyo- volvió a superar al espectáculo, y 42 mil aficionados en el Universitario gozaron sólo hasta acercarse el final, sabedores que poco el margen en cualquier momento podría revertirse.

Sólo que no hubo remontada. El cuadro de Ferretti jugó por nota en su estilo, haciendo olvidar la baja de Juninho, su líder defensivo lesionado hace una semana, y aprovechando unas Águilas sin sincronía ofensiva, rápidas en el desdoble pero imprecisas en zona roja.

Lo más cerca que estuvo el cuadro azulcrema de ponerse al frente fue al 39', cuando Osvaldo Martínez pateó con furia por el lado izquierdo, y atrás Nahuel contuvo con las piernas. Damián Álvarez avisó al 47' olbigando a la zaga a multiplicarse para salvar, y al 50' Layún respondió por la visita, disparando a la posición del arquero Guzmán.

Parecía que el campeón seguiría sin siquiera asomarse, pero al 63' Damián hizo pedazos al novato Alvarado, y desde el corredor izquierdo metió un centro exacto a Guerrón, quien ganó en potencia sobre Goltz y Aguilar, para cabecear con potencia y anidar la pelota casi en el ángulo izquierdo de Muñoz, el gol que despertó al monstruo de 40 mil cabezas.

La réplica de la faena se repitió al 74', y tras un despeje largo Damián bailó a Ventura para llegar a línea final y centrar al manchón penal, pero ni Lugo ni Guerrón pudieron firmar el segundo.

Mohamed envió al campo a Michael Arroyo, quien logró engancharse en varias individuales, pero América fue justo eso esta noche, un cuadro de esfuerzos aislados que jamás logró una asociación principalmente en ofensiva.

Roberto García silbó el final a los tres del alargue, y el estadio celebró de gran manera esperando que el domingo se consume la ventaja, aunque las Águilas salieron del Volcán heridas, pero con vida,  con la cabeza en alto como sabiendo que la diferencia se puede remontar.

Newsletter
No te pierdas