Cardiaco triunfo de Pumas en Ciudad Universitaria

Con dos goles de Ismael Sosa y uno más de Gerardo Alcoba, Pumas derrotó a Toluca por 3-2 en Ciudad Universitaria, en duelo correspondiente a la Jornada 3 del Torneo Clausura 2015.
Estadio Olímpico Universitario, Ciudad de México -
  • Ismael Sosa se apuntó un doblete; Gerardo Alcoba se estrenó con los felinos
  • Darío Verón cumplió 400 juegos defendiendo la camiseta universitaria

Pumas logró desaparecer los demonios que lo han perseguido en los últimos siete meses en Ciudad Universitaria, y pese a que le costó trabajo amarrar su primer triunfo en el Clausura 2015, al final pudo coronar un partido que sirvió de marco para el festejo de los 400 juegos del Capitán paraguayo Darío Verón.

Dos goles del delantero argentino Ismael Sosa, incluyendo un golazo en un tiro de media distancia, y uno más del defensa uruguayo Gerardo Alcoba, sirvieron para doblegar a unos Diablos Rojos que no pudieron reaccionar después de irse abajo en el marcador en la primera mitad.

Y es que Alcoba los sorprendió apenas al minuto tres en un tiro de esquina. El charrúa se levantó entre dos defensas, y con un contacto suave pero colocado, venció a Alfredo Talavera, quien a pesar de hacer contacto con el balón, no pudo desviar su trayectoria hacia el fondo de la portería.

Los locales dominaban y eran dueños de la pelota, mientras los visitantes sólo eran espectadores. Así apareció la segunda anotación del cuadro felino, gracias a un tiro potente y colocado de Sosa que clavó pegado al poste izquierdo del marco escarlata.

Parecía que todos estaba bajo control cuando en un descuido de la zaga local, los mexiquense a recortaron la distancia con un tanto de Carlos Esquivel al minuto 54. Fue entonces que empezó el sufrimiento, el nerviosismo y los malos recuerdos de la afición universitaria.

Sin embargo, Ismael Sosa se hizo presente en el electrónico por segunda vez en el encuentro, gracias a un pase del canterano Omar Islas, que lo dejó sólo frente a Talavera, para definir con un tiro fuerte y cruzado y poner el 3-1 parcial, y devolver la tranquilidad a la banca y a las tribunas.

Tranquilidad que duró poco cuando el “Pájaro" Benítez hizo el segundo gol de la visita, devolviendo las caras de preocupación al Olímpico Universitario.

Como pudo el equipo auriazul se defendió los últimos 10 minutos. Sufrió y pasó sustos de más, pero al final y de manera cardiaca logró el triunfo, el cual le permite dar un respiro en el arranque del Clausura 2015, que se había complicado en sus primeras dos Jornadas.

No te pierdas