Santos se proclamó Campeón ante un histórico Gallo

Sólo en el futbol mexicano el título se lo lleva un equipo después de ser goleado 3-0. Sólo aquí, el subcampeón es el equipo orgulloso cuando se disputa la Final.
Estadio La Corregidora, 31 mil 275 espectadores -
  • Los emplumados revivieron para ponerle emoción a la Final, pero no lo suficiente
  • Los Guerreros estuvieron lejos de mostrar ambición para consumar lo de la Ida

Sólo en el futbol mexicano el título se lo lleva un equipo después de ser goleado 3-0. Sólo aquí, el subcampeón es el equipo orgulloso cuando se disputa la Final.

Santos es Campeón y la serie por el título del Clausura 2015 podrá pasar a la historia por la fidelidad con que reflejó la inconsistencia de todo el torneo, donde los cuatro primeros fueron los primeros eliminados y el Monarca fue el último en colarse a la Liguilla.

Porque aunque esto último no fue novedad, sí la manera como Santos se coronó, pues tras el magistral 5-0 de la Ida, esta noche dio pena al caer 0-3, tal como los Gallos Blancos fueron un desastre en la Ida.

En la manera de aferrarse a la épica los emplumados desbordaron dignidad, pero tan absurda resultó la definición del campeonato que el hombre del "póker" el jueves pasado, Javier Orozco, esta vez fue el primer sacrificado.

Esto último porque Santos y Querétaro salieron a jugar de acuerdo a las circunstancias y el "Chuletita" se cansó de extrañar balones. Los laguneros salieron a esperar y Gallos a empujar. Pero a los de Torreón se les pasó la mano.

Se excedieron en la cabeza fría y esa actitud se confundió con la indolencia. Porque ni el penal tempranero como tampoco los dos siguientes goles que sufrieron en el primer tiempo los pusieron alertas.

En cambio, el Querétaro poco a poco fue viendo la luz. El penal de Carlos Izquierdoz que cobró hasta las redes Mario Osuna apenas al 10’ fue el grito de batalla.

El 2-0 de Yasser Corona al 21' convirtió en posible la remontada, mientras que el gol de "crack" de Ángel Sepúlveda al 38', cuando a fuerza de dribles se metió hasta la cocina para fusilar a Marchesín significó el éxtasis.

A falta de un tiempo, La Corregidora ya erigía en héroes a sus 11 con todo y Vucetich, quien le metió mano a la serie. Ahora diseñó una línea de cinco en el fondo que permitió la insurrección emplumada.

Pero el descanso fue lo mejor que le pasó a Santos, quienes congelaron el complemento aún con la entrada de Ronaldiho, quien en su ingreso al campo al 60' corrió como juvenil para luego pedir a la afición que no dejara de apoyar.

Así como en la banca de Santos pedían calma en el primer tiempo, durante el segundo fue incluso Vucetich quien también volteaba a la grada para pedir lo mismo que "Dinho". Su equipo parecía haberse exprimido e incluso salvado por un riflazo al travesaño de Alonso Escoboza al 55'.

Lo de Querétaro fue bueno mientras duró porque en cambio prevaleció la ventaja de Santos, aun cuando el local dio patadas de ahogado con un disparo de Patricio Rubio que obligó un gran lance de Agustín Marchesín.

Al final, el cuadro de Torreón levantó el trofeo, el quinto de su historia, mientras La Corregidora coreaba como nunca un digno "¡Gallos, Gallos!".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×