El Tiburón dio dentellada de autoridad al Diablo

Veracruz volvió a demostrar que tiene argumentos para pensar en la Liguilla y dio una mordida de autoridad al vencer 3-2 al Toluca y todavía darse el lujo de fallar un penal que pudo haber...
 Veracruz volvió a demostrar que tiene argumentos para pensar en la Liguilla y dio una mordida de autoridad al vencer 3-2 al Toluca y todavía darse el lujo de fallar un penal que pudo haber ampliado la ventaja del cuadro jarocho.
Estadio Luis -
  • Cueva se fue expulsado en una decisión rigorista del árbitro Santander

Veracruz volvió a demostrar que tiene argumentos para pensar en la Liguilla y dio una mordida de autoridad al vencer 3-2 al Toluca y todavía darse el lujo de fallar un penal que pudo haber ampliado la ventaja del cuadro jarocho. Después de la mala semana que tuvo tras fallar el penal que prácticamente dejó eliminado al Veracruz en la Copa MX, Furch se recuperó y marcó un doblete que encaminó el partido y pone a los Tiburones Rojos muy cerca de la Fiesta Grande además de retrasar la calificación de los dirigidos por José Saturnino Cardozo. Apenas a los 6 minutos el delantero jarocho abrió el marcador con un buen remate de cabeza, que no llevaba fuerza, pero sí la suficiente colocación para vencer a Talavera. Minutos más tarde la dosis se repitió, pues por la misma banda derecha donde se gestó el primer tanto, vino otro centro que el propio Furch empalmó con la pierna derecha de aire para poner el 2-0 en el marcador y prácticamente encaminar el triunfo, aunque la historia aún era joven. Y es que como si quisiera ponerle un poco de dificultad a un encuentro que no tenía mayor problema para el Veracruz, el portero Melitón Hernández se equivocó y regaló el balón a la “Pina” Arellano, quien marcó el 2-1 con el arco abierto lo que decantó en abucheos para el guardameta todo el resto del encuentro. El duelo no paraba en emociones. Santander marcó un penal a favor de Veracruz antes del medio tiempo, Meneses cobró y Talavera atajó, pero el abanderado indicó que se había adelantado y el disparo se repitió ante los reclamos choriceros. Meneses volvió a cobrar y ahora puso el balón en la tribuna. Los penales no son amigos del Tiburón. Sin embargo, antes de que terminara el primer tiempo, Leobardo López apareció en el área rival de forma sorpresiva y puso el 3-1 definitivo apenas a los 37 minutos. Luego Cueva se fue expulsado de forma rigorista y todo se encaminó aún cuando faltaban más de 45 minutos en el reloj. La única forma de que el partido se pudiera complicar para Veracruz era con un error propio y llegó. Brambila fue derribado en el área para que Esquivel cobrara bien el penal y pusiera el 3-2 que solo le puso un poco de nervio al cierre del partido.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×