Gallos volvió a picotear al América en el Azteca

Con tanto de Emmanuel Villa, Gallos Blancos de Querétaro se llevó los tres puntos del Estadio Azteca por segundo torneo consecutivo ante un América que mostró una de sus peores caras del semestre.
Gallos volvió a picotear al América en el Azteca
Estadio Azteca, ante una regular entrada -
  • Darwin Quintero falló varias opciones y confirmó su muy mal andar por Coapa
  • Los dirigidos por Ignacio Ambriz sumaron su sexta derrota del A2015

Gallos Blancos volvió a cantar y a picotear en el Azteca. Sin necesitar a Ronaldinho, pero rememorando el gran partido que dio hace algunos meses, Querétaro venció por segunda ocasión consecutiva al América en su casa al llevarse el 0-1 que le entregó los puntos necesarios para mantener la esperanza de acceder a la Liguilla.

Con muy pocos argumentos a la ofensiva, pero con la buena puntería del "Tito" Villa, el equipo de Vucetich se llevó el triunfo con el tanto conseguido al minuto 59 tras una buena asistencia de Candelo que definió el centro delantero ante la salida de Muñoz.

Ya minutos antes el Querétaro había avisado con un mano a mano del propio "Tito" que Moi salvó, pero en la segunda no pudo hacer nada. Esas dos y una llegada de Orbelín Pineda en la primera parte fueron suficientes para Gallos.

América mostró una cara muy pobre, lejos de la intensidad y más cercana a la relajación, pues más allá de generar opciones de gol, mismas que Darwin no pudo finiquitar, sus defensas quedaron a deber cuando se les exigió y los volantes de desequilibrio como Arroyo y Andrade simplemente no llegaron al partido.

Necio podría parecer el hecho de atribuirle a Quintero parte de la derrota, pero la realidad es que cuando Darío Benedetto no está en la cancha, América sufre en demasía para hallar el gol, como pasó ante Chivas y ahora ante Gallos, pues Oribe Paralta tampoco tuvo una buena tarde.

Dos mano a mano, un cabezazo que retrasó en lugar de enviar a portería y un poste fueron las acciones que demostraron que el "Científico del Gol" está muy lejos de tener confianza y de que su suplencia en el torneo tiene sólidos argumentos.

En el último suspiro del partido, Paul Aguilar prendió una volea que se estrelló en el travesaño y que solo dejó el grito ahogado de un pésimo partido para el América.

Lo complicado para el equipo de Ambriz parece estar en el calendario, pues debe visitar Toluca y Monterrey, equipos con nada asegurado pero con opciones de Liguilla y en la última fecha volverán a casa para enfrentar al más regular del torneo, los Pumas, por lo que la calificación se compromete.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×