Japón 1-2 México... Con sabor a sushi

Debut victorioso en la Confederaciones. México sorteó exitosamente su batalla ante la enjundiosa selección de Japón y la derrotó por dos goles a uno. Un inesperado golpe de Yanagisawa provocó un...
Debut victorioso en la Confederaciones. México sorteó exitosamente su batalla ante la enjundiosa selección de Japón y la derrotó por dos goles a uno. Un inesperado golpe de Yanagisawa provocó un ambiente de pesadilla en torno al Tricolor; sin embargo, la
 Debut victorioso en la Confederaciones. México sorteó exitosamente su batalla ante la enjundiosa selección de Japón y la derrotó por dos goles a uno. Un inesperado golpe de Yanagisawa provocó un ambiente de pesadilla en torno al Tricolor; sin embargo, la

Odilón Ramos | MEDIOTIEMPO (Enviado)Estadio Niedersachsen, Hannover. Jueves 16 de junio de 2005-06-16

Debut victorioso en la Confederaciones. México sorteó exitosamente su batalla ante la enjundiosa selección de Japón y la derrotó por dos goles a uno. Un inesperado golpe de Yanagisawa provocó un ambiente de pesadilla en torno al Tricolor; sin embargo, la genialidad de Zinha en la recta final de la primera mitad y la encomiable aplicación de grupo en la parte complementaria acabaron con las dañinas intenciones de los asiáticos.

La consecución de las tres unidades permite soñar con una posible clasificación del conjunto de Ricardo La Volpe a las semifinales. La próxima presentación de los nuestros será ante la  siempre complicada representación de Brasil. Mientras tanto, los samurais fueron seriamente heridos frente al poderío azteca.

PRIMER TIEMPO

Inicio prometedor del cuadro mexicano. Mientras el resto de los jugadores apenas calentaba motores, Francisco Fonseca metió cuarta, acarreó la pelota con elegancia y tocó en corto para Zinha; este, alargó aún más para Jaime Lozano, quien centró con violencia desmesurada e impactó el esférico en el “Kikín”. La pelota salió desviada y la ilusión de un gol tempranero se esfumó irremediablemente. Al menos el primer acto les favoreció a los nuestros.

México demostró que no deseaba sufrir con la dinámica de los asiáticos. Salcido y Lozano por la izquierda formaban una sociedad interesante, que generaba inquietud en los versátiles zagueros japoneses. El rumbo de las hostilidades parecía marchar a la perfección para la causa verde; sin embargo, los japoneses nos aplicaron la fórmula de costumbre. Pase a las espaldas de la retaguardia mexicana, descolgada de Kaji por la punta izquierda y serena conclusión de Yanagisawa para eclipsar el panorama de la escuadra dirigida por Ricardo Antonio La Volpe. Una vez más, la velocidad nos hería profundamente.

Los minutos posteriores a la anotación del representante asiático fueron de incertidumbre total para el representante verde. Imprecisiones en la salida, falta de creatividad en el mediocampo y escasez de habilidad en el ataque conformaban la paupérrima presentación futbolística mexicana. Fueron minutos de auténtica desesperación. La idea de salir anticipadamente de la Copa Confederaciones adquiría forma con la derrota parcial ante los de ojos rasgados. No se veía ni cómo ni en qué momento el Tricolor podría igualar los cartones.

El partido entraba en la recta final del primer tiempo. México seguía sin dominar, pero ya se mostraba recuperado del golpe psicológico sufrido tras el embate recibido. Parecía que lo mejor para nuestra causa era asistir a los vestidores para planear una estrategia que permitiera vulnerar el inteligente crucigrama asiático. Zinha opinó lo contrario. Tras un pase de Salvador Carmona en tres cuartos de cancha, el brasileño naturalizado mexicano se acomodó el balón con la diestra y atacó la de gajos con la misma pierna para incrustarla en el ángulo superior izquierdo de Kawaguchi. A los treinta y ocho minutos, la anhelada paridad en los cartones fue un hecho.

SEGUNDO TIEMPO

En la reanudación de la intensa batalla, México y Japón dieron la impresión de estar más preocupados por evitar que les hicieran daño que por irse arriba en el marcador. El cuadro del Sol Naciente jugaba con su ritmo acostumbrado. Toques verticales y dinamismo en territorio contrario. Los nuestros ofendían con ciertas reservas. Zinha, con la seguridad de saberse respaldado por el ingresado Luis Pérez, se apoderó de la de gajos y se convirtió en el principal conductor del quehacer ofensivo. De los pies de Antonio Naelson surgió la gran oportunidad para el cuadro verde. Centro preciso desde el extremo derecho; Jared se mueve con inteligencia, sorprende al zaguero rival, y cabecea con letales intenciones. Pero el grito de gol no pudo emerger de las gargantas: la pelota se impactó caprichosamente en el poste.

La habilidad estratégica de Ricardo La Volpe quedó en evidencia desde los primeros suspiros de la parte complementaria. México ya no se desbocó en pos de la victoria. Siguió deseando las tres unidades, pero siempre tomando las precauciones debidas en sector bajo. Los japoneses lucieron incómodos ante las pocas libertades al frente; perdieron la posesión del esférico. El Tricolor ganó espacio en la batalla desde los banquillos y logró reflejarlo en los cartones después de una excelente fabricación colectiva. Borgetti cumplió con su labor de poste. Tocó en corto para Pineda. El jugador de los Pumas centró; Fonseca se impuso  en el salto a dos contrincantes para rematar y enviar el balón hasta el fondo de las redes.

El tanto de la certeza se presentó a través de Borgetti. Lamentablemente, el árbitro asistente lo capturó en posición adelantada. Ni hablar, la moneda seguía en el aire. El cuadro verde, que hoy se disfrazó de blanco, no perdió la compostura sobre el rectángulo verde. Japón estuvo cerca de empatar a dos minutos de la culminación. Tamada no pudo prender satisfactoriamente el esférico. El triunfo adquirió tintes tricolores. La recompensa integra, al menos en esta ocasión, se quedó en manos mexicanas.

EL ARBITRAJE

Excelente de Matthew Breeze. Los jugadores colaboraron en el juego limpio. Apreció correctamente la posición adelantada de Borgetti en el gol anulado.

GOLES

0-1 Pase a profundidad por el sector derecho para Kaji, quien centra desde la punta derecha. Yanagisawa se anticipa a Galindo y no tiene más que empujar el balón a segundo poste para vencer a Oswaldo. (11´)

1-1 Pase en tres cuartos de cancha de Salvador Carmona para Zinha. El mediocampista mexicano se perfila y dispara con la diestra para incrustar el balón en el ángulo superior izquierdo de la puerta japonesa. (38´)

2-1 Borgetti cumple correctamente con su función de poste y toca lateral para Pineda. Gonzalo centra buscando a Fonseca y este les gana a dos japoneses en el remate para provocar el romance entre el balón y las redes.

ALINEACIONES:

MÉXICO: 1 O. Sánchez, 18 S. Carmona, 2 A. Galindo, 3 C. Salcido, 5 R. Osorio, 21 J. Lozano (14 G. Pineda al 46´) 6 G, Torrado (22 L. Pérez al 46), 8 P. Pardo, 7 A. Naelson, 17 F. Fonseca (20 J.P. Rodríguez al 85´) y 9 J. Borgetti. D.T. Ricardo Lavolpe

JAPÓN: 23 Y. Kawaguchi, 14 A. Santos, 2 M. Tanaka, 3 T. Chano (9 K. Tamada al 36´), 5 T. Miyamoto, 15 T. Fukunishi, 7 H. Nakata, 8 M. Ogasawara, 10 S. Nakamura (18 J. Inamoto al 58´), 21 A. Kaji (amonestado al 91´) y 13 A. Yanagisawa. D.T. Zico

[mt / Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×