Luto argentino por la muerte de joven arquero Emiliano Molina

La Selección Argentina saltó a la cancha con brazaletes de luto a jugar la Semifinal ante México, en la que consiguió su pase a la Final por la vía de los penales con un global de 6-7.
La Selección Argentina saltó a la cancha con brazaletes de luto a jugar la Semifinal ante México, en la que consiguió su pase a la Final por la vía de los penales con un global de 6-7.
 La Selección Argentina saltó a la cancha con brazaletes de luto a jugar la Semifinal ante México, en la que consiguió su pase a la Final por la vía de los penales con un global de 6-7.

Odilón Ramos | MEDIOTIEMPO / MEXSPORT (enviado)Estadio de Hannover, 26 de Junio de 2005

La Selección Argentina saltó a la cancha con brazaletes de luto a jugar la Semifinal ante México, en la que consiguió su pase a la Final por la vía de los penales con un global de 6-7.

El luto que embarga al futbol argentino es por el sensible fallecimiento de el joven portero Emiliano Molina, que no resistió luego de permanecer 12 días internado tras un accidente automovilístico.

Emiliano, una de las promesas del futbol pampero en el arco, se formó en las fuerzas básicas de Independiente de Avellaneda, creciendo hasta convertirse en el portero titular de la Selección Sub-17 de Argentina y estaba ya trabajando en el Primer Equipo de Independiente

Emilano salió a la banca el 12 de Junio juego ante River con arquero suplente, pero un día después, la muerte se cruzó en su corta vida. El lunes 13, Molina se estrelló violentamente contra un camión en la bajada hacia la provincia de Puente Pueyrredón, un impacto que sería mortal, pese a la lucha de 12 días que mantuvo para mantenerse en este mundo.

La hermana de su novia no aguantó tanto, involucrada también en el accidente, falleció el viernes pasado. En el coche iban también su novia Mariela Belloso, Ezequiel Tavolaro y Verónica Caeiro.

El golpe en la cabeza de Emiliano nunca lo dejó alejarse de la muerte. Fue internado en el Hospital Fiorito, entró en coma y sufrió varias operaciones para reconstruir su rostro y, tras perder el ojo derecho, intentaban salvarle el izquierdo y reconstruían su lastimado rostro.

Molina daba indicios de cierta mejoría, pero la muerte intervino de tajo antes de que Emiliano se le escapara de las manos. Así, el sábado un poco antes de las 23:00 horas, un joven de 17 años, que jugaba futbol siendo un portero con brillante futuro, dejó de existir dejando un tremendo vacío.

Hoy, la Selección de Argentina pintó una manga de su uniforme de negro en señal de luto, le dedicó el partido al joven, casi niño, que no pudo ver, al menos en este mundo, como la albiceleste derrotaba a México en Alemania.

Descanse en paz, Emiliano Molina.

[mt / Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×