Eder Pacheco tiene las ilusiones renovadas

Fue un premio a la constancia. El gol que le anotó Eder Pacheco a Jaguares la jornada pasada en los últimos minutos para empatar el partido, fue un aliciente que le permite al naturalizado...
Fue un premio a la constancia. El gol que le anotó Eder Pacheco a Jaguares la jornada pasada en los últimos minutos para empatar el partido, fue un aliciente que le permite al naturalizado mexicano, renovar sus ilusiones para buscar triunfar la Primera Di
 Fue un premio a la constancia. El gol que le anotó Eder Pacheco a Jaguares la jornada pasada en los últimos minutos para empatar el partido, fue un aliciente que le permite al naturalizado mexicano, renovar sus ilusiones para buscar triunfar la Primera Di

Bruno Valencia | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Puebla, Pue. 10 de Septiembre de 2008

  • "Esperé tanto por esa oportunidad que cuando cayó el gol se lo agradecí a Dios"

Fue un premio a la constancia. El gol que le anotó Eder Pacheco a Jaguares la jornada pasada en los últimos minutos para empatar el partido, fue un aliciente que le permite al naturalizado mexicano, renovar sus ilusiones para buscar triunfar la Primera División de México, después de casi ocho años de intentarlo.

Eder llegó en 1998 al Atlético Mexiquense de Primera "A" de la mano de Carlito Peters, el finado entrenador brasileño que dirigió a varios clubes mexicanos en los años 70, y después de recorrer la milla en la División de Ascenso con Cruz Azul Hidalgo –una pausa de un año en Argentinos Juniors-  Mérida y Morelia "A", Pacheco llegó a pensar que su oportunidad en el Máximo Circuito no llegaría.

Cuando por fin la tuvo en la Jornada 2 de este torneo, en la que el Puebla visitó al Necaxa, Eder sólo duró 11 minutos en el campo, porque tuvo una lesión en el muslo "un desgarrito de ocho milímetros que se dio por tantas ganas que tenía de jugar" que tuvo que aguardar por cinco semanas más, otra oportunidad.

Esa fue la causa por la que cuando ingresó de cambio en el partido anterior, simplemente se lanzaba cual "kamikaze" por todos los centros poblanos que fueron al área chiapaneca hasta que por fin, de cabeza pudo conseguir su primer gol en Primera y celebrarlo en grande.

"Esperé tanto por esa oportunidad que no me importaba nada, tenía tantas ganas de meter gol y ayudar al equipo que cuando se dio, agradecí a Dios, a mi esposa y a mis hijos porque ha sido un camino muy difícil".

En los entrenamientos de esta semana Pacheco ha sido considerado en el equipo titular que enfrentará al Atlas el sábado en el Jalisco y su ánimo está por las nubes. A pesar de todos los conflictos que han sucedido en el Puebla en las últimas semanas, él sólo tiene en la mente seguir anotando, pues ha esperado muchos años por eso.

[mt][foto: B. Valencia/MEDIOTIEMPO][r/anor]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×