Hernán Cristante, un diablo de hierro

Hernán Cristante acumuló 79 partidos completos jugados en forma consecutiva y se niega a dejar la titularidad, por ello juega con una máscara especial para que ésta le cubra la nariz, debido a que...
 Hernán Cristante acumuló 79 partidos completos jugados en forma consecutiva y se niega a dejar la titularidad, por ello juega con una máscara especial para que ésta le cubra la nariz, debido a que tiene fracturado el tabique.  (Foto: Osvaldo Aguilar, Notimex)
Ciudad de México -
  • El arquero ha acumulado 79 partidos sin parar

Hernán Cristante acumuló 79 partidos completos jugados en forma consecutiva y se niega a dejar la titularidad. El arquero que tiene fracturado el tabique nasal, desde el partido frente a Morelia, hoy se protege con una máscara para evitar algún golpe más severo que lo aleje del balompié y no le permita pelear por una nueva corona para el Toluca. Desde la Jornada 14 del Torneo Clausura 2007, Hernán no ha dejado el marco mexiquense, convirtiéndose en el guardameta indiscutible de los Diablos. "Esto sin duda es una satisfacción en lo personal porque uno trabaja para poder jugar, me siento muy bien físicamente y a pesar de algunos inconvenientes me mantengo bajo el marco, aunque no sólo es mérito propio, ya que detrás están mis compañeros, el Cuerpo Técnico y cada una de las personas que me motivan a seguir en mi carrera", declaró Cristante. Son siete mil 110 minutos bajo los tres palos los que ha acumulado Hernán; el argentino llegará entonces a los 80 juegos cuando visiten al Atlas el próximo sábado en el Estadio Jalisco; con ello el cancerbero de mexiquense seguirá haciendo historia. "Mientras pueda no habrá poder humano que me lo impida, para esto vienen los sacrificios y muchas veces hay que aguantar de todo" "Muchas veces los números son fríos y todo esto únicamente lo veo como estadísticas, ya que lo más importante es trabajar para seguir alcanzando más sueños con el Deportivo Toluca, por el momento me encuentro muy bien y motivado para lo que viene, esperando seguir en la cancha a pesar de todo". El arquero no dejará el marco de los Diablos mientras la salud y el buen nivel futbolístico se lo permitan, "mientras pueda no habrá poder humano que me lo impida, para esto vienen los sacrificios y muchas veces hay que aguantar de todo, dolores, molestias, sufrimientos"; señaló Cristante quien ocupará la mascara que le protege la nariz por lo menos dos partidos más hasta que la fractura de su tabique termine de evolucionar. Los Diablos que están ya calificados a la Liguilla buscarán defender la corona que hasta el momento ostentan, y Cristante no quiere perderse las siguientes batallas que podrían llevarlo, una vez más, a la gloria.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×