¡A limpiar el sótano azul!

Por primera vez en la historia cementera, Cruz Azul se ha hecho merecedor de un kit de limpieza profunda. Escoba, trapeador, cubeta y mucho jabón, serán necesarios para dejar reluciente el sótano...
 Por primera vez en la historia cementera, Cruz Azul se ha hecho merecedor de un kit de limpieza profunda. Escoba, trapeador, cubeta y mucho jabón, serán necesarios para dejar reluciente el sótano que ocupa el club propiedad de la familia Álvarez.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • El ocho veces Campeón del futbol mexicano fue humillado en ocho ocasiones

Por primera vez en la historia cementera, Cruz Azul se ha hecho merecedor de un kit de limpieza profunda. Escoba, trapeador, cubeta y mucho jabón, serán necesarios para dejar reluciente el sótano que ocupa el club propiedad de la familia Álvarez, tras sumar sólo 13 unidades de 51 posibles en el torneo Clausura 2009. El ocho veces Campeón del futbol mexicano fue humillado en ocho ocasiones en el torneo regular. Tecos, Monterrey, América, Toluca, Pumas, Puebla, Pachuca e Indios de Ciudad Juárez, se encargaron de colocar a Cruz Azul en la lona al derrotarlo dentro y fuera de casa. Chivas, Tigres, San Luis, Atlante, Santos, Morelia y Jaguares, repartieron unidades con el equipo que fue dirigido por Benjamín Galindo hasta el pasado 4 de mayo. Atlas y Necaxa fueron los únicas oncenas que pagaron los platos rotos al caer 4-0 y 2-4, respectivamente. Tras 17 jornadas, Cruz Azul se adjudicó el galardón de la peor zaga del futbol mexicano al recibir 33 goles. Dichos resultados fueron reflejo de una serie de factores que fueron subestimados por el Cuerpo Técnico, la Directiva y los propios jugadores entre ellos la inesperada destitución del estratega uruguayo, Sergio Markarián, tras perder la Final del Clausura 2008 ante Santos. A pesar de las críticas por prescindir de estrellas como César Delgado, Richard Núñez, Oscar Pérez y Jared Borgetti, El “Mago” encontró en la cantera juvenil el amor puro por el futbol y en su segundo torneo como timonel del primer equipo logró colocar a Cruz Azul en la Final. Por razones que ni Markarián, ni la Directiva quiso o pudo explicar, el uruguayo salió de la institución y le dejó la batuta a Benjamín Galindo, entrenador que venía de dos fracasos como Director Técnico de Santos Laguna y de las Chivas del Guadalajara. Con la incercia del “Mago” y con la columna vertebral formada por Carlos Bonet, Joaquín Beltrán, Christian Riveros, Gerardo Torrado, César Villaluz, Nicolás Vigneri y Pablo Zeballos, Galindo llegó a la Final del Clausura 2008 y la perdió de forma heróica ante los Diablos Rojos del Toluca. Todo parecía indicar que Galindo estaba listo para caminar solo, sin embargo, una nueva nube de problemas se fue formando al confirmar que los refuerzos para el Clausura 2009 se quedaron lejos de convertirse en los protagonistas del futbol mexicano. Alfonso Blanco, Fausto Pinto, Alejandro Vela, los quebradizos Marcelo Carrusca y Roberto Ovelar; Luis Ángel Landín y el extemporáneo Ronald Raldes; en combinación con la baja de juego de fichas como Villaluz, Gutiérrez, Lozano, Domínguez y las constantes lesiones de Javier Orozco y Edgar Andrade, hicieron prácticamente imposible aguantar el ritmo y el desgaste que significaron disputar 75 encuentros (63 en el torneo mexicano y 14 en la Concachampions) en poco menos de 17 meses. Un grave rompimiento entre Benjamín Galindo y su Cuerpo Técnico, así como las opiniones divididas de miembros de la Directiva celeste, terminó por perjudicar el futbol y el estado de ánimo de los cementeros. El problema llegó al punto en el que El “Maestro” dejó de confiar en sus auxiliares, René Isidoro García y Alfonso Sosa, utilizando como intermediario en la banca al Preparador Físico, Luis Duarte. Cruz Azul necesita una escalera grande y fuerte para salir del sótano, herramienta que deberá proporcionar la Directiva con la ya anunciada reestructuración. Habrá que esperar el nombre de aquellos celestes que tendrán que pasarle la camiseta a algún colega que tenga el talento para hacer olvidar a la afición este trago amargo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×