Saúl le dijo no al América, hoy defiende la portería de Venados

Saúl Sánchez ha logrado cuatro ascensos en su carrera. Logró subir al primer circuito con La Piedad, Curtidores, Dorados e Iraputao; jamás ha vivido un descenso.
 Saúl Sánchez ha logrado cuatro ascensos en su carrera. Logró subir al primer circuito con La Piedad, Curtidores, Dorados e Iraputao; jamás ha vivido un descenso.  (Foto: Diana Pérez)
Mérida, Yucatán -
  • El arquero se arrepiente de sus decisiones, pero termina por asumirlas

Saúl Sánchez ha logrado cuatro ascensos en su carrera. Logró subir al primer circuito con La Piedad, Curtidores, Dorados e Iraputao; jamás ha vivido un descenso, pero su vida dentro del futbol ha sido un cambio constante entre el Máximo Circuito y la Primera "A". Es un hombre de guerra, sabe cómo ascender y lo que significa para un pueblo una hazaña de tal índole; pero en se trajín de su vida dentro del balompié nacional, ha tenido que cae y levantarse, aprender de malas decisiones y encontrar el lado positivo a las cosas. Saúl pudo ser el hombre que tapara el crecimiento de Guillermo Ochoa. América se le acercó para pedirle que fuera a sus filas, en ese momento Adolfo Ríos era la figura, el inamovible del marco americanista. El arquero de Venados meditó la situación y decidió descartarla, sus objetivos no eran ser parte de una banca. Hoy ha unos años de haber tomado una decisión trascendental acepta que se equivocó. -¿Por qué ese paso inconstante entre Primera División y Primera "A"?- “Han pasado lesiones, decisiones malas mías, decisiones de terceras personas de no decidir a dónde ir; clubes que te ofrecen ir, pero tu tienes otros planes y muchas veces por cosas personales decides no ir”. -¿Te arrepientes de alguna decisión que tomaste?- “Sí, de la de América. Yo esperaba otra cosa, en cuestión personal estaba Adolfo Ríos, arquerazo, y sabía que no iba a haber tanta oportunidad y yo quería otro equipo donde tuviera más oportunidad, después la pensé y sí hubiera decidió ir para allá mejor. “Después lo pensé mejor y pues ni modo, son cosas que se tuvieron que pensar rápido, y por algo pasan las cosas, esa fue una decisión personal y por tomar esa decisión tuve cosas buenas”, señaló. La mirada se le pierde en recuerdos que jamás pasaron, en historias que pudieron ser y no se dieron, por eso hoy le urge que Mérida logre el ascenso, y que entonces pueda a volver a ser un portero de Primera División. “He aprendido que hay que tener paciencia, que hay que tener la mente abierta para las cosas y saber tomar las decisiones más fríamente que con el corazón. Hoy quiero regresar para quedarme y en unos años pensar en el retiro, el ambiente lo decidirá y mi cuerpo”, aclaró Sánchez quien tiene ya 36 años de vida. Mérida está a 90 minutos de cambiar su historia, entregar el alma y lograr que el equipo ascienda, para ello Saúl está preparado, brindando toda la experiencia que en el pasar de los años ha acumulado, pues con este sería su quinto ascenso a Primera División. “No me ha tocado descender cuando he estado ahí se ha mantenido el equipo, me ha tocado equipos para ascender y es bonito porque se arma un buen grupo. Creo que me han llamado, a parte de la experiencia, por la calidad, no juego mal tampoco y me han llamado porque me han tenido confianza. “Hoy estamos a 90 minutos de lograr otro objetivo y estamos ahí conscientes de que vamos con una desventaja, pero también conscientes que podemos levantarnos de eso; yo siento que somos mejor equipo y que vamos a sacar el resultado”, declaró el arquero que dijo no a un equipo que difícilmente se le rechaza: el América.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×