Tigres 1-1 Veracruz... Conato de bronca

El tercer partido de preparación de Tigres en esta Pretemporada resultó el más cercano a la realidad, al darse un conato de bronca entre los felinos y los Tiburones del Veracruz.
El tercer partido de preparación de Tigres en esta Pretemporada resultó el más cercano a la realidad, al darse un conato de bronca entre los felinos y los Tiburones del Veracruz.
 El tercer partido de preparación de Tigres en esta Pretemporada resultó el más cercano a la realidad, al darse un conato de bronca entre los felinos y los Tiburones del Veracruz.  (Foto: Notimex)
Monterrey, Nuevo León -
  • Golpes, patadas y expulsados en encuentro 'amistoso'

El tercer partido de preparación de Tigres en esta Pretemporada resultó el más cercano a la realidad, al darse un conato de bronca entre los felinos y los Tiburones del Veracruz. El encuentro, celebrado a puerta cerrada en las instalaciones de La Cueva, terminó al minuto 70’, luego de varios incidentes que elevaron la tensión, y que amenazaron con una batalla campal en más de una ocasión. Corría el minuto 34 del encuentro, cuando con el marcador 0-0 Lucas Lobos recibió una dura entrada por parte de Ernesto Serrato, lo que provocó que el felino reaccionara tirando una patada al escualo, con quien sostuvo un duelo personal a lo largo del ensayo y quien ya en jugadas atrás había iniciado las agresiones. El puntapié de Lucas, que se dio sin balón en juego, provocó la intervención del resto de los jugadores en el campo, algunos para poner orden y otros para cobrar revancha, y el volante argentino de Tigres se volvió blanco de los elementos del puerto. En la persecución, el portero Rogelio Rodríguez logró conectar dos puñetazos en el rostro a Lobos, quien buscó infructuosamente el desquite, pero fue contenido por rivales y compañeros. La acción hizo que se vaciaran las bancas de ambos equipos, en medio de gritos, empujones e insultos, y al final se logró poner orden, no sin tres minutos de dimes y diretes que elevaron la temperatura en el lugar. Como resultado de la acción, Lobos y Rodríguez se fueron expulsados, pero tratándose de un duelo de preparación, ambos equipos acordaron mantener sus cuadros con 11 elementos, para lo cual entraron al campo Armando Pulido por los regios, y Jorge Bernal por los jarochos. En la reanudación, Tigres se fue arriba con tanto de Itamar Batista, al rematar de cabeza un centro de Javier Saavedra por la derecha, para poner la diferencia 1-0 antes del descanso. En el complemento las entradas duras siguieron a la orden del día, y al minuto 65’ Serrato volvió a verse envuelto en otro incidente, esta vez con Batista, quien lo acusó de darle un codazo, y que en respuesta le tiró un puntapié sin balón en juego que volvió a caldear los ánimos en el campo. Esta vez la reanudación pudo darse con sólo un minuto de tensión, y momentos más tarde Aarón Padilla puso cifras definitivas al encuentro, al rematar en el área un centro raso de Héctor Altamirano, que a dos tiempos puso a dormir en las redes de Cirilo Saucedo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×