El &#039Diablo&#039 Núñez se va agradecido

Cuando la realidad salta a la vista, las palabras sobran para describir el momento, pero aún así, Claudio Núñez quiso reiterar su felicidad por la despedida de este martes, y por haber venido a...
Cuando la realidad salta a la vista, las palabras sobran para describir el momento, pero aún así, Claudio Núñez quiso reiterar su felicidad por la despedida de este martes, y por haber venido a México, donde catapultó su carrera.
 Cuando la realidad salta a la vista, las palabras sobran para describir el momento, pero aún así, Claudio Núñez quiso reiterar su felicidad por la despedida de este martes, y por haber venido a México, donde catapultó su carrera.  (Foto: Notimex)
Estadio Universitario -
  • Elogia a Tigres y a su hinchada, y dice guardarlos siempre
  • No esperaba tanto apoyo en su juego del adiós

Cuando la realidad salta a la vista, las palabras sobran para describir el momento, pero aún así, Claudio Núñez quiso reiterar su felicidad por la despedida de este martes, y por haber venido a México, donde catapultó su carrera. El jugador chileno, emblema felino de todos los tiempos, dijo antes de partir del Volcán que homenaje superó sus expectativas, y se va con la emoción a flor de piel por el apoyo de la hinchada, que casi llenó el Volcán. “Estoy muy emocionado, la verdad que la gente que vino hoy no me la esperaba, agradezco a toda esta gente que vino, la verdad que estoy muy contento y muy agradecido”, comentó. “Vine a un país que está muy lejos del mío, nunca me imaginé despedirme en un país diferente, estoy muy orgulloso y agradecido con Dios de haber llegado a Tigres”. Y a la hora de repartir créditos, el atacante no quiso olvidar a nadie, pero resaltó a sus ex compañeros de profesión, que le dieron todas las facilidades para la velada del retiro. “La verdad es que vino mucha gente, agradezco a todos los compañeros de Tigres que vinieron, de Monterrey, a Batocletti, Vucetich, a la gente que vino hoy, el club Tigres se portó muy bien conmigo”. No había lugar para más, pero el puntero, máximo anotador felino en la historia del Clásico regio, olvidó un instante su mote maligno, y agradeció al ser supremo por la oportunidad de probar el futbol desde adentro de la cancha. “Le doy gracias a Dios por haber hecho que yo jugara futbol y por haberme permitido llegar a este equipo. Jamás voy a olvidar esto”, concluyó visiblemente emocionado.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×