Tigres 4-2 Monterrey... Dice adiós el &#039Diablo&#039 Núñez

&#039Oe, oe, oe, Diablo, Diablo&#039, faltaban cuatro minutos para que terminara el Clásico Infernal en el Estadio Universitario, cuando se anunció el cambio que pasaría a la historia: sale...
&#039Oe, oe, oe, Diablo, Diablo&#039, faltaban cuatro minutos para que terminara el Clásico Infernal en el Estadio Universitario, cuando se anunció el cambio que pasaría a la historia: sale Claudio Núñez.
 &#039Oe, oe, oe, Diablo, Diablo&#039, faltaban cuatro minutos para que terminara el Clásico Infernal en el Estadio Universitario, cuando se anunció el cambio que pasaría a la historia: sale Claudio Núñez.  (Foto: Notimex)
Estadio Universitario -
  • Tigres gana el Clásico de despedida 4-2 a Rayados

“Oe, oe, oe, Diablo, Diablo”, faltaban cuatro minutos para que terminara el Clásico Infernal en el Estadio Universitario, cuando se anunció el cambio que pasaría a la historia: sale Claudio Núñez. Fue así como el máximo anotador de los Clásicos Regios (con ocho) dijo adiós en el "Volcán", la casa donde se convirtió en un ídolo de la afición felina, y que no lo abandonó en su despedida, abarrotando el recinto en más de un 90 por ciento de su capacidad. El Diablo dio la vuelta olímpica tras anotar el 4-2 a favor, cuando el marco en el Universitario era de una afición agradecida con su esfuerzo y trabajo que brindó con los felinos. “Gracias por tantas alegrías”, “Núñez, gracias por tu futbol”, eran las mantas que se mostraban en las tribunas como señal de cariño de la hinchada. Se armaron dos escuadras con jugadores emblemas de los equipos locales, dirigido Monterrey por el actual timonel de La Pandilla, Víctor Manuel Vucetich, y por Tigres en el banquillo estuvo Osvaldo Batocletti, al mando de un cuadro en el que lucían todos el número 16, el del Diablo. Marco Antonio “Chima” Ruiz por izquierda, Gabriel “Coca” Mendoza por derecha y Walter Gaitán como enganche, eran quienes acompañaban al Diablo, quien era el hombre en punta. Se jugaba el minuto 84, David Oliva llegó a línea de fondo por el sector izquierdo y retrasó en diagonal al Diablo Núñez, quien entraba por el centro para enviar el balón a la red y así marcar su último gol en su carrera, para el 4-2 definitivo para Tigres. En la cancha del Universitario aparecieron las figuras de antaño, tanto de los auriazules como de la pandilla, todos unidos para enfrentarse en el Clásico Regio, donde el delantero chileno diría adiós como jugador profesional, a sus 33 años de edad. Rayados se puso al frente con goles de Carlos Bianchezi “Careca” al 16’ y al 21’ lo hace Juan Ángel Solís, parecía que la pandilla opacaba el homenaje al felino, pero al minuto 29 vino la reacción con un penal cobrado por Núñez al 29’. El 2-2 y 3-2 al 51’ y 65’a favor de los universitarios fueron por la autoría de Juan Guerra, el primero de éste a pase del Diablo, quien no se podía ir sin anotar en una jugada fabricada, y no sólo con el penal. “Estoy muy emocionado, quiero agradecer al Club Tigres, muchísimas gracias a todos ustedes, los llevo en el corazón”, expresó Núñez, quien jugó con los felinos desde que pasaban su peor momento, al estar peleando el ascenso a Primera División, hasta que el 2005 fue la última vez que se vio vestido como Tigre en la Copa Libertadores. A medio partido, Núñez aprovechó para entregar un donativo de 20 mil pesos a la Fundación Destellos de Luz. “Gracias Diablo, tú no nos jugaste Chueco”, fue otra de las mantas que sobresalieron, en contra de Gaitán, pero esto no empañó la fiesta de despedida. José Abramo Lira fue el árbitro central del encuentro, quien al minuto 90 dio por terminado el Clásico que pasará a la historia, como el que convirtió al Volcán en un verdadero Infierno, ya que El Diablo hizo de las suyas y se despidió como Rey. “Vamos chileno, que esta hinchada nunca te va a olvidar”, expresó la afición auriazul. ¡Adiós Diablo Núñez!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×