Arnhold sacrificó minutos por…

Arnhold Rivas en Estudiantes poco a poco se iba ganando un puesto, su debut lo hizo el 12 de octubre de 2007, en dicho torneo apenas actuó 68 minutos, pero lo mejor estaba por venir.
 Arnhold Rivas en Estudiantes poco a poco se iba ganando un puesto, su debut lo hizo el 12 de octubre de 2007, en dicho torneo apenas actuó 68 minutos, pero lo mejor estaba por venir.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Ser parte de un equipo "grande"
  • Su estadía en el América es un proyecto a largo plazo para él

Arnhold Rivas en Estudiantes poco a poco se iba ganando un puesto, su debut lo hizo el 12 de octubre de 2007, en dicho torneo apenas actuó 68 minutos, pero lo mejor estaba por venir. Con esfuerzo y trabaja se iba ganando la confianza del estratega, entonces jugó 134 minutos en el Clausura 2008 y para el Apertura 2008 425, en el Clausura 2009 los minutos volvieron a bajar, apenas jugó 230 minutos, pero su crecimiento como profesional estaba en marcha. Sorprendentemente su nombre sonó en el Draft, América estaba interesado en él, el Club había buscado hombres que le ayudaran a sacar al equipo adelante, pero no lo encontró fuera del país, así que ante la premura de hacer cambios, compró la carta de Arnhold Rivas. “Es un poco triste (estar en la banca) pero las decisiones las toma el técnico y yo estoy trabajando para que cuando me ocupe estaré ahí”, declaró. El joven de 20 años se emocionó, pensó que por fin había dado el salto, pero la realidad es hoy más dura de lo que parece, pues en siete juegos apenas ha jugado 21 minutos, el 3.33 por ciento del total. “Sí pensé que sería diferente (el llegar al América), pero llegué acá y me di cuenta que es complicado porque hay mucha competencia”, mencionó. Rivas no encuentra respuestas sólidas del porqué prefirió abandonar la continuidad de Tecos para arroparse en la oscuridad del América, pues hoy entiende que figurar no sólo requiere dar el cien por ciento, se tiene que entregar aún más. “Sí es un poco complicado, pero creo que trabajando se pueden dar las cosas bien; yo estoy tranquilo, no me siento tan presionado, es un buen equipo y creo que voy bien. Te lo juro que estoy contento, yo quería venir acá al América “Esto puede ser retroceso, pero esto es a largo plazo y vamos paso por paso, no queda otra más que trabajar y estar a las órdenes del profesor”, declaró Rivas quien el domingo enfrentará a su ex cuadro, aunque seguramente lo hará desde la banca. “Es especial porque yo vengo de allá, pero no tanto como para quererlos joder, es un partido normal que se tiene que ganar”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×