Cristante libró el quirófano

Era el minuto 76 cuando la tarjeta de cambio se le entregó a Germán Arredondo, Alfredo Talavera estaba en la línea listo para entrar por Hernán Cristante, pues el arquero de los Diablos sufrió una...
Era el minuto 76 cuando la tarjeta de cambio se le entregó a Germán Arredondo, Alfredo Talavera estaba en la línea listo para entrar por Hernán Cristante, pues el arquero de los Diablos sufrió una lesión en la rodilla izquierda que le impedía seguir.
 Era el minuto 76 cuando la tarjeta de cambio se le entregó a Germán Arredondo, Alfredo Talavera estaba en la línea listo para entrar por Hernán Cristante, pues el arquero de los Diablos sufrió una lesión en la rodilla izquierda que le impedía seguir.
Ciudad de México -
  • El arquero salió de cambio en el partido contra Indios por un lesión en la rodilla
  • El diagnostico final será dado en los próximos días

Era el minuto 76 cuando la tarjeta de cambio se le entregó a Germán Arredondo, Alfredo Talavera estaba en la línea listo para entrar por Hernán Cristante, pues el arquero de los Diablos sufrió una lesión en la rodilla izquierda que le impedía seguir. El arquero que este miércoles cumplirá 40 años, fue sometido a exhaustivos exámenes médicos para valorar así la situación de su rodilla, y aunque todo parece indicar que no será necesario hacerle una cirugía, el Doctor del cuadro mexiquense, José Luis Serrano, esperara hasta el final de los estudios para dar su último diagnóstico. “Ya le hice unas radiografías porque pensaba que podría tener un arrancamiento de una parte de la rótula, y es mínimo lo que tiene de problema y no es necesaria una cirugía, pero todavía hay que observar la integridad tanto del ligamento cruzado como del colateral, así que en este momento lo importante será hacer un  estudio”, declaró el Doctor de los Diablos quien esperará 48 horas para hacerle la resonancia magnética a Hernán. Hernán, el gran infaltable en los partidos de los Diablos tendrá que ver los juegos desde la tribuna mientras trabaja en su recuperación, hoy lo más importante para el arquero mexiquense es que no entrará al quirófano para tratar su lesión. Y aunque cumplirá 40 años alejados de las canchas, uno de sus más grandes amores, podrá vivirlos con la ilusión latente de regresar a los tres palos mexiquenses. “Estoy tranquilo y de buen ánimo, con el deseo de volver a la cancha, porque una lesión no me retirará; estos sí son momentos complicados porque pensé que era algo más feo, cuando te toca la mala de una lesión, estoy concentrado y será algo especial celebrar mis 40 años, será un cumpleaños muy distinto, no lo espera así pero tampoco puedo cambiar las cosas, pero la vida sigue y Toluca tiene que trabajar fuerte para el partido de este jueves, el juego del domingo y así respectivamente, en lo personal a festejar mis cuarenta. “Y pues me toca esperar a que baje la inflamación de la zona, esperando que se me pueda hacer la resonancia, afortunadamente no fue algo tan grave, la rotula está fragmentada no es lesión tan grave como se pensaba hay luxación de la misma, hay que ver cómo están los ligamentos”, señaló el arquero de los Diablos quien tendrá que esperar unos días para la decisión final y ver el plan de recuperación, aunque lo que viene parece ser alentador, o por lo menos mejor de la primera idea que se le vino a la cabeza, pues cuando se lesionó de inmediato le dijo al árbitro “me he roto la rodilla”. De seguir con un pronóstico alentador que evita el quirófano, el arquero de los Diablos estará en un proceso de rehabilitación de seis semanas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×