José Joaquín Martínez poco a poco intenta volar con las Águilas

Ha jugado 17 partidos en Primera División, pero José Martínez ya sueña con ser una estrella del americanismo. El mediocampista a diario sueña con la posibilidad de triunfar, de ser un grande en el...
 Ha jugado 17 partidos en Primera División, pero José Martínez ya sueña con ser una estrella del americanismo. El mediocampista a diario sueña con la posibilidad de triunfar, de ser un grande en el equipo y llegar hasta la Selección Nacional.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Favor de actualizar flashplayer

(Video: Isaac Castro)

El mediocampista acepta que con América hace un sacrifico en lo económico

Ha jugado 17 partidos en Primera División, pero José Martínez ya sueña con ser una estrella del americanismo. El mediocampista a diario sueña con la posibilidad de triunfar, de ser un grande en el equipo y llegar hasta la Selección Nacional. "Tengo en la mente llegar a ser titular, llegar a la Selección, poco a poco, sin correr". El trabajo para lograr sus sueños será arduo y sinuoso, pero está listo, se ha acostumbrado a hacer sacrificios por su carrera futbolística, pues aunque todos consideran que el jugador que pertenece al América gana de excelente manera, el propio Martínez lo desmiente. "Uno hace sacrificios en la familia, con la novia, en lo económico también, pero vale la pena porque estás en el mejor equipo, no duele, al contrario te motiva. Uno sabe que tienen que sacrificar, ser entregados, pensar en ser el mejor en cualquier posición, porque en este equipo siempre llegan estrellas y uno debe trabajar para quedarse aquí, para romperse el alma". En el actual torneo son 56 minutos los que ha disfrutado en la cancha, su satisfacción es enorme, pueden parecer pocos, pero son suficientes para dejarlo satisfecho y asegurarle que va por el buen camino, que con paciencia, esos minutos en el terreno de juego empezarán a multiplicarse. "En este equipo, que es el mejor de México, es padre que te den cinco minutos o uno y una trata de aprovechar al 100 por ciento, quisiera jugar más pero hay jugadores de la talla de Rosinei y hay que trabajar para ganarse un minuto en la cancha", declaró, asintiendo que la idea de picar piedra no lo desespera, pues está consciente de que la competencia en las Águilas es muy alta. Por ello explota también su papel de motivador, pues si no le toca jugar, es suficiente con apoyar, con emitirle buena vibra a sus compañeros, porque lo más importante estando en América es el grupo, jamás el objetivo individual. "Pensar en el primer plano general, por qué no pensar en el primer lugar general, pero el objetivo es estar en la Liguilla y ser campeones".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×