'Torito' Silva relató la historia de su asalto

Juan Carlos Silva sube la mirada y agradece a su ángel personal que hoy sigue con vida después de haber sido baleado por unos ladrones que intentaron quedarse con su camioneta.
 Juan Carlos Silva sube la mirada y agradece a su ángel personal que hoy sigue con vida después de haber sido baleado por unos ladrones que intentaron quedarse con su camioneta.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Favor de actualizar flashplayer

(Video: Isaac Castro)

El americanista quiso seguir a sus agresores

  • 'Torito' ya hizo futbol
  • Silva se dio a la fuga después de chocar un auto, espera que vayan a cobrarle al Club
  • Juan Carlos Silva sube la mirada y agradece a su ángel personal que hoy sigue con vida después de haber sido baleado por unos ladrones que intentaron quedarse con su camioneta. El lunes pasado, el americanista fue a dejar a su novia a su casa, en eje 3 y churubusco, y entonces fue interceptado por dos hombres que le pidieron la camioneta, Silva, que se había bajada de su auto al ver que los tipos se acercaban y podían molestar a su pareja, les señaló que no traía las llaves, entonces comenzó el momento que pudo haber cambiado su historia. "El chavo que estaba atrás del carro pasó al lado mío y fue el que sacó la pistola, me dijo que sacara las llaves, le dije 'yo no tengo las llaves' entonces me soltó una patada y un balazo que me dio en el glúteo. "Después volvió a soltar el balazo (directo al pecho) y se trabó la pistola sin casquillo, fue el momento en que quise agarrar al cuate que se quería subir a la camioneta y los dos como vieron que no servía la pistola y los quería agarrar se echaron a correr", declaró Silva, que se subió a la camioneta para tratar de seguir a los ladrones, quienes se abordaron a un auto que los esperaba en la esquina. En el intento de persecución, 'Torito' terminó por chocar con otro automóvil, el dueño del coche afectado no le permitió seguir en la persecución pese a que le explicó que a los que seguía eran ladrones; entonces, acordaron estacionarse para hablarle a los respectivos seguros, Silva se dio cuenta que estaba sangrando del glúteo y "dije mejor me voy a curar, me fui a mi casa y fui yo el que me di a la fuga al señor que le choque, al que por cierto si me ve, que venga al club a cobrarme". Después fue atendido por el Doctor Alfonso Díaz, Jefe de los Servicios Médicos del América, al día siguiente se tomó una radiografía y se descartó un problema mayor, tanto que hoy Silva comenzó a hacer futbol. Con la horas a cuestas, el americanista sabe que se equivocó al no entregar su camioneta y sobre todo al querer seguir a los delincuentes pues pudo haber corrido un riesgo mayor. Sin embargo, agradece que su ángel personal, su hermano Mario, quien falleció hace más de 10 años, lo haya protegido. "Tengo un ángel allá arriba y fue el que me protegió para que no saliera el otro disparo y el que puso el otro carro ahí para que no los persiguiera". Hoy Silva sabe que un milagro le permite seguir vivo y sin problemas, pero espera que pronto todos tengamos un mejor México con seguridad.

    Newsletter MT
    Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
    No te pierdas
    ×