Tigres 2-2 Pumas... Itamar, de villano a héroe

Pumas ganaba 0-2 y dejó ir el triunfo y el liderato de Grupo 3 de última hora, Itamar Batista que estaba siendo abucheado por todo el estadio, sacó dos goles de la chistera y rescató un punto para...
Pumas ganaba 0-2 y dejó ir el triunfo y el liderato de Grupo 3 de última hora, Itamar Batista que estaba siendo abucheado por todo el estadio, sacó dos goles de la chistera y rescató un punto para los regios.
 Pumas ganaba 0-2 y dejó ir el triunfo y el liderato de Grupo 3 de última hora, Itamar Batista que estaba siendo abucheado por todo el estadio, sacó dos goles de la chistera y rescató un punto para los regios.  (Foto: Notimex)
Estadio Universitario ante un lleno -
  • Arrebata Batista empate a Pumas en tiempo de compensación
  • Cuando su propia afición lo abucheaba, Itamar hizo los dos para empatar
  • La UNAM recibió sus primeros goles del torneo

Pumas ganaba 0-2 y dejó ir el triunfo y el liderato de Grupo 3 de última hora, y su máxima virtud –la defensa que no había sido vulnerada- le jugó esta noche una mala pasada al dejar ir un triunfo que tenía en sus manos a nueve minutos del final.

El cuadro de la UNAM, que estaba arriba 2-0 en el marcador, se vio alcanzado de forma inesperada por unos Tigres que parecían muertos, pero que rescataron el punto en tiempo de compensación para no salir nuevamente con las manos vacías de su propia Cueva. Pero sobre todo, por Itamar que cuando todos lo abucheaban, sacó la casta y los dos goles.

El brasileño fue hombre clave en este partido. Una clara falla del moreno frente al marco lo habían vuelto blanco de la tribuna, pero en dos jugadas de coraje puro encabezó la reacción para la igualada, cuando se cantaba el segundo tropiezo en casa.

El atacante brasileño, que en el juego había sido reventado por fallar manos a manos con Sergio Bernal, hizo explotar el "Volcán" en tiempo de compensación al marcar el segundo tanto de la noche, borrando de alguna forma los osos que cometió previamente, y que tenían a su equipo contra la pared.

El resultado a los capitalinos con seis unidades en el Grupo 3, ya rebasados por Santos que venció al Cruz Azul, y con un sabor a derrota por el extravío en la misión, aunque fríamente el punto era un escenario aceptable antes del cotejo.

Los bengaleses, en tanto, vuelven a quedarle a deber a su afición, pero con cinco puntos en el mismo sector levantan la vista optimistas rumbo al Clásico 91 en el que visitarán al Monterrey.

EL PARTIDO

La intensa semana que vivieron Tigres bajo las órdenes de Daniel Guzmán pareció redituar en éxito al arranque de partido, con unos regios volcados al marco de Sergio Bernal, poniendo en aprietos a la zaga visitante. Los felinos norteños no contaron para este partido con José Antonio Castro, y el movimiento fue poner a José Rivas como lateral izquierdo, bajar a Amaury Ponce a la lateral, y poner de volantes a Edgar Castillo y David Toledo, con Lucas Lobos como segundo delantero al lado de Itamar Batista. Con ese entorno los de casa tocaron la puerta en varias ocasiones, como al minuto 10, cuando Itamar Batista disparó con etiqueta de gol, pero el portero veterano voló  para bajar el esférico del ángulo ante el alarido de la tribuna. Pumas, sin modificar su esquema base, capeó los momentos difíciles hasta emparejar las acciones, y al 16’ Palencia retrasó el balón para el arribo de Castro, quien no lo pensó y jaló el gatillo desde tres cuartos de cancha, a media altura, para vencer a Cirilo con un golazo que fue el 1-0 inesperado por lo que ocurría hasta el momento, muy parecido al gol que metió con el Tri ante Estados Unidos.

Los capitalinos vivieron sus mejores momentos de la noche, hasta que al 30’ Palencia dejó el juego lesionado para el arribo de Martín Bravo, perdiendo coordinación ofensiva.

Daniel Guzmán, quien en la semana pidió paciencia a su equipo en las horas difíciles, fue el primero que perdió la cabeza en la desventaja, y al 37’ desbarató su dibujo inicial al sacar a Rivas del campo para mandar a "Kikín" a la cancha, regresando a Castillo a la lateral y a Lobos a la media.

Tigres no pudo acomodarse sino hasta el inicio del segundo tiempo, cuando se vio decidido a ir por la igualada a como diera lugar, y cuando se dio el fenómeno contrastante para Batista. Luego de varios avisos en tiros de esquina, Itamar se metió driblando defensas, pero su disparo nuevamente encontró los guantes de Bernal, que desvió heroico a córner. Pero la jugada que hizo enojar a la hinchada llegó al 65’, cuando Lobos desbordó por la derecha y la pelota llegó hasta el segundo palo a un solitario Itamar, que de frente a la portería disparó confiado y el balón, que le dio un brinquito, pegó en el travesaño para escurrirse por encima cuando el arco estaba abierto.

La gente empezó a perder la fe, y más cuando al 68’ "Kikín" volvió a penetrar a la zaga y se plantó con claridad en el área, pero su puntería brilló por su ausencia y el esférico se alejó nuevamente de travesaño.

La obra de Pumas tomaba forma, y al 81’ parecía terminada, cuando Barrera recortó a Castillo por el pico derecho del área y se animó a disparó de zurda, para pone la pelota en el ángulo contrario, a donde Cirilo no llegó nunca en el 2-0 que mataba.

El público empezó a disponerse a dejar sus lugares, pero un minuto más tarde Lobos puso el balón exacto a la cabeza de Batista, y el amazónico sólo tuvo que saludar a las redes, en el tanto del descuento que regresó a la multitud de los pasillos.

Faltaban seis minutos para el desenlace y "Kikín" tuvo el empate en un centro de Toledo, pero remató incómodo y dejó el balón en las manos de Bernal. Aún Batista puso el balón en el poste en una jugada que perfilaba como el epílogo de una noche de mala puntería, pero un instante después el moreno aprovechó un saque de banda para darse la vuelta sobre su marcador y disparar cruzado por debajo de Bernal, en el tanto del 2-2 que fue la locura en el inmueble y la reconciliación del goleador.

No hubo tiempo para más, y Pumas tuvo que cargar con un resultado que 10 minutos parecía imposible, mientras que a Tigres le volvió el alma al cuerpo para la visita que tendrá la próxima semana al Tec, en la edición 91 del Clásico Regio.

EL ARBITRAJE Regular de Fabricio Morales, quien mostró personalidad para sacar tarjetas, pero empañó su labor con un penal que le perdonó a Tigres al minuto 60’ cuando Molina trabó claramente a Barrera en el área, jugada que vio muy cerca pero al parecer no se atrevió a marcar y al final sí repercutió directamente en el resultado.

DIVISIONES MENORES

En la categoría Sub-20, Tigres venció 1-0 a Pumas, en tanto que en la Sub-17 se dio un empate 2-2 entre Tigrillos y Pumitas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×