Nadie es indispensable en un equipo: Jesús Corona

José de Jesús Corona vivió una pesadilla desde el 7 de febrero de 2010, Chuy quien estuvo en Guadalajara fue inmiscuido en un altercado, donde un joven aseguró que había sido agredido por el...
 José de Jesús Corona vivió una pesadilla desde el 7 de febrero de 2010, Chuy quien estuvo en Guadalajara fue inmiscuido en un altercado, donde un joven aseguró que había sido agredido por el guardameta de Cruz Azul en un centro nocturno.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Favor de actualizar flashplayer

(Video:Alejandro Esquivel)

El arquero no quiere volver a soltar la titularidad con La Máquina

José de Jesús Corona vivió una pesadilla desde el 7 de febrero de 2010, Chuy quien estuvo en Guadalajara fue inmiscuido en un altercado, donde un joven aseguró que había sido agredido por el guardameta de Cruz Azul en un centro nocturno. El golpe fue tan duro que Corona tuvo que hacerse más fuerte. El arquero no fue separado del equipo, pero sí tuvo que soportar ir a la banca; después el golpe llegó por parte de la Selección Mexicana, Javier Aguirre no lo llamó al Tri para los encuentros frente a Bolivia y Nueva Zelanda. Jamás nadie aceptó que Corona había sido relegado por el altercado vivido en la Perla Tapatía, pero era un castigo a voces. "Estoy muy contento por haber regresado a la titularidad, fue un tiempo de reflexión que me sirvió bastante y ahora tengo la mente con el equipo al cien por ciento que era muy importante; ahora quiero tener una regularidad que me pueda regresar a la Selección en un año mundialista". Durante semanas Corona tuvo que aguantar los golpes de la vida, tuvo que ayudar a Yosgart Gutiérrez a entrenar, a tratar de que las cosas le salieran mejor, mientras él, tenía que esperar a que su situación personal se resolviera. El pasado 4 de marzo el caso se resolvió, el primo de Corona, Carlos Padilla, aceptó que él fue el agresor de Julio César Rivera y todo, poco a poco volvió a su cauce. "Sé que tengo que valorar dónde me encuentro, me sirvió para valorar, no se nos deben olvidar las raíces y todo lo que nos llevó a donde estamos ahora. "En ocasiones eso pasa (te sientes inamovible), pero entendí que tenemos que pensar que nadie es indispensable en un equipo y una Selección, uno tiene que trabajar diario para poder cumplir los objetivos". Enrique Meza, su timonel con Cruz Azul, fue el hombre que tuvo que "reprenderlo" con acciones, Corona pudo haberse enojado de sobremanera con su estratega, pero hoy sólo tiene palabras de agradecimiento para él. "El Profesor Meza lo hizo para que yo reflexionara porque él está pendiente de lo que me pasa dentro y fuera de la cancha y quiere lo mejor; hoy esta experiencia es un aprendizaje de vida y así lo tomo, hay que aprender de lo vivido y la verdad que aprendí mucho". Hoy Corona sólo espera poder volver al Tri, pues su deseo de ir a Sudáfrica 2010 sigue intacto.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×