En Europa miden a arqueros mexicanos de pies a cabeza

Sergio Ramírez, ex futbolista mexicano que hasta la fecha es el único guardameta que ha jugado en Europa, dio a conocer las razones por las que los equipos del Viejo Continente no se fijan mucho...
Sergio Ramírez, ex futbolista mexicano que hasta la fecha es el único guardameta que ha jugado en Europa, dio a conocer las razones por las que los equipos del Viejo Continente no se fijan mucho en porteros aztecas.
 Sergio Ramírez, ex futbolista mexicano que hasta la fecha es el único guardameta que ha jugado en Europa, dio a conocer las razones por las que los equipos del Viejo Continente no se fijan mucho en porteros aztecas.
Ciudad de México -
  • Es el único portero mexicano que ha jugado en Europa
  • Dijo que la imagen de un arquero nacional es la de Jorge Campos y Óscar Pérez
  • El ex arquero indicó que a Guillermo Ochoa no le hubiera costado ser titular en el futbol inglés

Sergio Ramírez, ex futbolista mexicano que hasta la fecha es el único guardameta que ha jugado en Europa, dio a conocer las razones por las que los equipos del Viejo Continente no se fijan mucho en porteros aztecas.

Ramírez jugó durante dos años en la Liga de Armenia y a pesar de que ésta es poco conocida, el ex guardameta dijo que en Europa miden a los mexicanos de los pies a la cabeza, ya que los dos porteros más representativos de México son de estatura baja, como Jorge Campos y Óscar “Conejo” Pérez.

“Todos ubican a Jorge Campos y luego del Mundial (Sudáfrica 2010) al 'Conejo' Pérez, pues no son porteros muy altos y eso influye. Pueden ser excelentes arqueros, pero influye la imagen que tienen de un portero mexicano, la cual es de uno no muy alto.

"Allá la mayoría son poteros de 1.85, 1.90 para arriba y estoy hablando de la media-baja y podrán tener otros defectos pero normalmente se fijan ellos en la altura”, comentó.

"Pueden ser excelentes arqueros, pero influye la imagen que tienen de un portero mexicano, la cual es de uno no muy alto"

El originario de Coatzacoalcos, Veracruz, quien jugó para Bentonit, Ulisses y Ararat, reconoció que hay materia prima en México para exportar arqueros a equipos europeos y destacó a cuatro guardametas nacionales a quienes consideró capaces para jugar allá, incluso en los mejores equipos de Europa; entre ellos a Guillermo Ochoa, quien hasta este lunesr se le vinculó con el Fulham.

“A mí en lo particular me gusta Jonathan Orozco de Monterrey, Luis Michel de Chivas, Guillermo Ochoa por su puesto, aunque todavía le falta agarrar cierta madurez, y sería Corona, el otro que me gusta”, dijo Sergio, quien admitió que el guardameta del América hubiera tenido grandes posibilidades de triunfar en Europa, siendo hasta titular del cuadro inglés.

“Posibilidades las tiene, sin duda las ha demostrado, es un portero de mucho alcance, nada más le falta pulir algunas cosas que no lo ha hecho por la comodidad que tiene de estar en el América, porque ahí es titular indiscutible, pero sin duda es un portero que tiene cualidades de sobra. A Ochoa no le hubiera costado más de dos o tres meses agarrar el puesto titular”, consideró.

"A Ochoa no le hubiera costado más de dos o tres meses agarrar el puesto titular"

Sin embargo, el ex futbolista de 31 años señaló que Ochoa cuenta con algunas carencias que sin duda, con una oportunidad en el futbol europeo podría corregir, como en el “el juego aéreo, tiene que manejar mejor el área, tiene que manejar mejor el juego de pies”, determinó.

SU TRAVESÍA POR EUROPA

Sergio Ramírez inició su carrera futbolística en las divisiones inferiores en el futbol mexicano, pasando por equipos como Tampico y luego San Luis, con el que consiguió el ascenso, aunque su debut en el Máximo Circuito no sucedió, y gracias a Carlos Turrubiates, su representante, en el 2007 emprendió el vuelo rumbo a Europa, en donde dijo que vivió algo “inolvidable”.

“Después de San Luis jugué en Tampico, ahí contacté a Carlos Turrubiates, luego estuve parado seis meses y se dio la oportunidad de ir allá (Armenia). Primero jugué con Bentonit y luego con Ulisses y mi último club fue el Aranat, con ellos fuimos campeones de la Copa”.

"Otra cosa que es diferente a México es el idioma, las costumbres y la temperatura, no es lo mismo jugar en Monterrey con 10 grados a los 5 ó 10 grados de allá donde es una zona volcánica, es un aire más frío"

“La liga no es reconocida, pero es complicada, es un país nuevo entre comillas donde la liga tiene roces internacionales al estar en la UEFA, juega con equipos de otros países. Otra cosa que es diferente a México es el idioma, las costumbres y la temperatura, no es lo mismo jugar en Monterrey con 10 grados a los 5 ó 10 grados de allá donde es una zona volcánica, es un aire más frío”, apuntó.

Ramírez Rosaldo detalló que tanto en el futbol de Armenia como en el resto del balompié en Europa hay que dar el mejor esfuerzo, pues en aquellos equipos “no existe el favoritismo porque son muchos extranjeros, tienes que demostrar que estás ahí por algo”.

Después de su paso por el futbol europeo, en donde participó con el Ararat en las preliminares de la UEFA Champions League, Sergio Ramírez regresó a México para ponerle fin a su carrera como futbolista luego de toparse con conflictos en el medio pampero y aunque recibió una oferta para jugar en Brasil, su decisión no cambió, por lo que ahora, aunque aún extraña al futbol, se dedica al mundo de los negocios en Villahermosa, Tabasco.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×