Xolos, a ladrar contra la historia

Tijuana grita, se alegra y hoy celebra. Los Xolos han logrado este sábado su ascenso a la Primera División del Futbol mexicano y de esa forma aseguraron que el próximo año futbolístico, es decir...
 Uno de los momentos que jamás olvidarán los Perros Aztecas.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Tigres es el equipo que más ha durado después de ascender
  • Los cambios de sede, nombre y desapariciones obstáculos para los ‘benjamines’

Tijuana grita, se alegra y hoy celebra. Los Xolos han logrado este sábado su ascenso a la Primera División del Futbol mexicano y de esa forma aseguraron que el próximo año futbolístico, es decir el Apertura 2011 y el Clausura 2012, serán una plaza del máximo circuito del balompié mexicano, situación que resulta todo un logro pero también un complicado y hasta frustrante reto, pues la historia en torneos cortos dicta que la permanencia en Primera de los equipos que ascienden es muy poca.   Cambios de nombre, ventas, promociones y traslados a otras sedes será lo que los Xolos de Tijuana deberán superar, además de la Tabla Porcentual, para mantenerse en la Primera División, situación que luce complicada según lo dicta la historia de los equipos que han logrado su ascenso en los torneos cortos.   LA TRISTE ESTABILIDAD DE LOS BENJAMINES   Las confusiones, cambios de sede y hasta ‘promociones’ fueron la característica que reinó en el balompié mexicano a finales de la década pasada y principios del milenio. En el Verano de 1999, fue el Unión de Curtidores, el equipo que alcanzó el ascenso aunque una vez en Primera fue adquirido por otros empresarios y cambiado a Puebla, pues el equipo de aquella ciudad había perdido la categoría, por lo que prácticamente no duró ni un partido con el nombre, aunque la franquicia se mantuvo hasta el 2005 y después descendió.   Un año más tarde, el caos llegó con el ascenso del Irapuato. Los Freseros apenas jugaron un torneo en Primera División y después fueron convertidos en los Tiburones Rojos de Veracruz el 26 de diciembre del 2001, aunque cuando ascendieron los verdaderos Tiburones en el Verano del 2002, la franquicia se mudó y ahora es Jaguares de Chiapas, escuadra que en el último año rasguñó la salvación.   El Irapuato volvió a ser presa de las decisiones federativas y no desapareció deportivamente después de ascender en el 2003, ya que un año más tarde, la Federación Mexicana de Futbol decidió reducir el torneo mexicano de 20 a 18 equipos por lo que los Freseros fueron uno de los sacrificados, en parte por la dudosa procedencia de los propietarios del club.   Para el 2001 el equipo que logró el ascenso fueron Los Reboceros de La Piedad que también duró muy poco en el máximo circuito. El equipo de Michoacán tuvo una temporada de ensueño a su llegada al ser sublíder general y después fue cambiado a Querétaro para el Apertura 2002, aunque cinco años más tarde, esa franquicia con el nombre de Gallos Blancos perdió la categoría.   Después muchos equipos han ascendido con muy poca suerte y nula estabilidad en el máximo circuito. Gallos Blancos de Querétaro, Dorados de Sinaloa, Indios de ciudad Juárez y los Rayos del Necaxa lograron instalarse en la máxima categoría aunque un par de años después o 12 meses en el caso de los necaxistas, volvieron a perder la categoría. El único equipo que ha ascendido en los últimos cinco años y se ha mantenido es el Puebla, que si bien no ha descendido, los problemas económicos y legales que rondan al club han hecho surgir rumores de un posible cambio de sede en el futuro.   LOS QUE HAN SUPERADO LA 'MALDICIÓN'  Hasta el momento, los Tigres de la UANL, quienes fueron el primer equipo en ascender con la llegada de los torneos cortos, son los que más tiempo han estado en la Primera División del futbol mexicano tras lograr su boleto en la Liga de Ascenso. Los felinos del norte ascendieron después del Invierno 96 y el Verano 97 y después de 14 años han logrado mantener la categoría y el prestigio de estar en la división más importante. Tristemente para los universitarios, su legado en el máximo circuito ha sido muy pobre, ya que han llegado a dos Finales y ambas las han perdido con los Tuzos del Pachuca, otra escuadra que gracias a la planeación ha logrado mantenerse en la Primera División del futbol mexicano tras haber logrado su boleto después del Invierno 97 y Verano 98, por lo que ya son 13 años de mantenerse y de alcanzar éxitos, pues en ese mismo periodo han alcanzado cinco títulos. San Luis es otra escuadra que puede presumir de haber alcanzado una estabilidad en la máxima categoría. Aunque aún no ganan nada y tuvieron una prematura participación en la Copa Santander Libertadores, los potosinos ascendieron después del Apertura 2004 y Clausura 2005, por lo que suman seis años en la Primera División, aunque un par de años antes habían vivido el otro lado de la moneda. Así, la realidad del futbol mexicano indica que son pocas las escuadras, que tras haber logrado su boleto a la Primera División, alcanzan la estabilidad en el máximo circuito, y contrario a ello, son muchos los obstáculos que se postran para que el llamado ‘benjamín’ del futbol mexicano pueda tener éxito. Dura tarea tendrá Tijuana, una plaza que es atractiva, pero que tendrá que luchar contracorriente para romper con la historia.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×