Araujo anhela compartir su logro con Briseño

Lejos de que el egoísmo se posesione de Patricio Araujo, el colimense desea compartir un privilegio único que ha tenido como futbolista mexicano: levantar el trofeo de Campeón, en un torneo...
 Lejos de que el egoísmo se posesione de Patricio Araujo, el colimense desea compartir un privilegio único que ha tenido como futbolista mexicano: levantar el trofeo de Campeón, en un torneo oficial de FIFA.  (Foto: Notimex)
Guadalajara, Jalisco, México -
  • Aconsejó a los seleccionados que se vean como campeones

Lejos de que el egoísmo se posesione de Patricio Araujo, el colimense desea compartir un privilegio único que ha tenido como futbolista mexicano: es el segundo (después de Claudio Suárez en la Copa Confederaciones 1999) que ha logrado levantar un trofeo de Campeón en un evento organizado por la FIFA.

La memoria se remonta al 2 de julio de aquél 2005. De manos del máximo jerarca de la FIFA, Joseph Blatter, el 'Pato' recibió el trofeo, y con esa sonrisa que aún no se borra de su rostro, levantó orgulloso el trofeo que lo erigió como Campeón del Mundo.

Ese privilegio que vivió en Perú, desea que el “Pollo” Briseño lo repita también, el domingo en el Estadio Azteca.

“Mucha gente me preguntaba sobre mi sentimiento al levantar la copa, y ahí tenemos a otro jugador que va a poder sentirlo. Quizá tampoco él (Antonio Briseño) podrá explicarlo con palabras por la cantidad de sentimientos que se te vienen, ojalá que Briseño tenga esa posibilidad. Espero que no sólo él, sino que hayan más detrás que puedan lograr campeonatos del mundo, porque es lo que México necesita para alimentar esa esperanza y hay gente muy capaz”, señaló el entonces capitán tricolor.

Tras haber vivido una experiencia tan fuerte en su carrera, y siendo una voz autorizada para aconsejar, envió unas palabras a los jugadores que el domingo buscará levantar el título mundial en el Coloso de Santa Úrsula.

“Les aconsejo que se vean campeones y levantando la copa, que estén seguros de que pueden lograr esta hazaña porque ya lo demostraron, nadie les ha regalado nada, todo ese trabajo que han realizado está dando frutos y sólo les falta el último paso. Yo tengo plena confianza (en ellos) por cómo los he visto jugar , quiero festejar desde acá junto con ellos”, expuso.

Reconoció que el agobio se apoderó de él la tarde de este jueves, cuando México consiguió la remontada en torreón, para conseguir su pase a la final.

“Estaba agobiado por el resultado, pero cuando llegó el segundo gol y la verdad que lo grité como si yo hubiera estado jugándolo, no me importó quién estuviera a mi alrededor, estaba con unos amigos y lo grité con gran euforia porque recordé lo que significa empatar un partido; en mi caso recordé aquél partido contra Costa Rica, estaba por finalizar el juego y estoy muy contento por el trabajo que todos ellos han realizado, y que están a 90 minutos de levantar la copa”, concluyó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×