Cruz Azul no ha tenido buen ojo para reforzar ataque

Pusieron el ojo en ellos para apuntalar la delantera de Cruz Azul, pero los resultados dejaron ver mal a quienes los propusieron como refuerzos y solución para el ataque cementero.
Pusieron el ojo en ellos para apuntalar la delantera de Cruz Azul, pero los resultados dejaron ver mal a quienes los propusieron como refuerzos y solución para el ataque cementero.
 Pusieron el ojo en ellos para apuntalar la delantera de Cruz Azul, pero los resultados dejaron ver mal a quienes los propusieron como refuerzos y solución para el ataque cementero.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • La Máquina ha contratado delanteros mexicanos que no tuvieron el éxito deseado

Pusieron el ojo en ellos para apuntalar la delantera de Cruz Azul, pero los resultados dejaron ver mal a quienes los propusieron como refuerzos y solución para el ataque cementero. Cada vez que la Directiva de Cruz Azul salió de compras en torneos cortos en busca de un delantero mexicano, su puntería falló y escogió elementos que pese a tener un buen cartel o haber destacado en otros clubes no pudieron tener el mismo rendimiento con La Máquina. Y ahora apuesta por Omar Bravo. Así, los cementeros recurrieron a equipos como Pumas, Atlas, Chivas, Monterrey y Pachuca para atraer a sus talentos y complementar su ofensiva. Desde Jorge Santillana en el Invierno 96 a Isaac Romo en el Clausura 2003, el cúmulo de atacantes mexicanos no ha podido brillar con la casaca celeste. Santillana se quedó dos torneos y tras él llegaron otros elementos como Eustacio Rizo en el Invierno 99; Pedro Pineda en el Verano del 2000 y quien incluso tenía experiencia en el Milán de Italia, así como Everaldo Begines en el Invierno 2000 que sólo convirtió dos tantos. Guillermo Álvarez, Presidente del equipo, junto con los Directores Deportivos y los Directores Técnicos que han pasado por esta institución en 15 años continuaron con la contratación de elementos ofensivos con la posibilidad de mejorar el ataque. A Emilio Mora lo incorporaron al club en dos ocasiones, en el Invierno 2000 y en el Apertura 2004, pero sin éxito con las redes. En el Invierno 2001 La Máquina contrató a Ignacio Flores, quien debutó con Pumas en el Invierno 97 y es hijo del fallecido lateral derecho insignia de la institución, del mismo nombre, sólo que en Cruz Azul apenas estuvo dos temporadas y no anotó ni un gol. Jared Borgetti, quien fue Campeón de goleo con Santos en el  Invierno 2000 con 18 goles, fue la flamante contratación de La Máquina en el Clausura 2007, pero su talento goleador no brilló de la misma manera en la capital. El delantero, quien participó en los Mundiales del 2002 y 2006, estuvo dos temporadas como azul, pero en sus pases a la red sólo reflejó siete tantos. A estos fallos directivos se le unieron los nombres de Jair García, Isaac Romo y Luis Ángel Landín, quien llegó con cartel de promesa tras sus temporadas en Pachuca y Morelia, pero tampoco logró consolidarse. En la lista de adquisiciones celestes mexicanas hay dos lugares reservados para Francisco “Kikín” Fonseca y Miguel Sabah, quienes sí pueden presumir goles con la institución, pero sin llegar a marcar diferencia en Liguilla. El “Kikín” debutó con La Piedad, fue Campeón en Pumas y cuando llegó a Cruz Azul para el Clausura 2005 metió 10 goles en su primera temporada, a la siguiente marcó ocho y finalmente en el Clausura 2006 metió siete antes de que el idilio con el club cesara. Sabah, por otra parte, llegó a Cruz Azul en Clausura 2006, estuvo seis temporadas y anotó 42 goles con La Máquina, sólo que tuvo que salir de la institución sin ser campeón de goleo. Ahora llega una nueva promesa y que hace tiempo fue considerado como goleador, Omar Bravo, quien consiguió la distinción como máximo artillero en el Clausura 2007 con Chivas, y se perfila para apuntalar la delantera celeste que en el pasado Apertura 2011 terminó en el lugar 14 con tan sólo 21 tantos conseguidos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×