'Gato' Ortiz, de promesa a presunto secuestrador

A sus 21 años de edad, el regiomontano Omar Ortiz, mejor conocido como ‘El Gato’, cumplió el sueño de muchos jóvenes: convertirse en jugador profesional de futbol y debutar en el Máximo Circuito...
El exguardameta Omar “Gato” Ortiz, permanecerá 30 días bajo detención domiciliaria para definir la investigación sobre los dos secuestros en los que se le involucra, informó hoy la Fiscalía de Nuevo León.
 El exguardameta Omar “Gato” Ortiz, permanecerá 30 días bajo detención domiciliaria para definir la investigación sobre los dos secuestros en los que se le involucra, informó hoy la Fiscalía de Nuevo León.  (Foto: Jessika Méndez)
Monterrey, Nuevo León, México -
  • El ex portero de Rayados fue detenido por autoridades el pasado jueves
  • Ortiz se encuentra suspendido por dopaje en la FMF

A sus 21 años de edad, el regiomontano Omar Ortiz, mejor conocido como ‘El Gato’, cumplió el sueño de muchos jóvenes: convertirse en jugador profesional de futbol y debutar en el Máximo Circuito del balompié mexicano.   Tiempo después, el ex portero de Rayados vive su peor pesadilla: el pasado jueves fue detenido e incluso hubo versiones de que podría tratarse de un rapto, pero esta noche ese trascendido fue desmentido, al ser presentado Ortiz por la Procuraduría General de Justicia del Estado como miembro de una banda de secuestradores pertenecientes al Cártel del Golfo que operaba en Nuevo León.   La carrera y vida de Ortiz ha estado llena de baches, ya que tras debutar con Monterrey el 13 de septiembre de 1997 y ser considerado como una promesa, una joya que sólo necesitaba pulirse, ha pasado por momentos complicados como ser señalado por violencia familiar, conducta agresiva dentro de la cancha, dar positivo en doping y ser suspendido dos años y actualmente a sus 35 años de edad es acusado de complicidad en secuestros.   El "Gato" inició su trayectoria como guardameta de La Pandilla participando en un Clásico Regio del Invierno 1997, el cual terminó perdiendo Rayados 3-2 ante Tigres en el estadio Tecnológico.   Ortiz no jugaría hasta el Verano 1999, cuando el Club de Futbol Monterrey creyó en sus cualidades y se deshizo de Óscar Dautt, para darle la titularidad al "Gato"; sin embargo, no aprovecha la oportunidad permitiendo 38 goles en 17 encuentros, por lo que en el Invierno de ese año se queda en la banca.   En todo el año 2000, le vuelven a dar el voto de confianza, pero tampoco pudo sobresalir, de tal forma que sólo aguantaron un torneo más y para el Invierno 2001, Monterrey pasó a Ortiz al Celaya, donde sí tuvo buenas actuaciones, al grado de ser convocado por la Selección Mexicana en enero 2002, para jugar amistosos en Estados Unidos.   Por lo anterior, regreso a Rayados en el Apertura 2002, pero en diciembre fue vendido a Necaxa y no fue titular, por lo que sólo duró ahí una campaña, para que a mitad del 2003 pasara a Jaguares donde sí lograría tener el puesto.   En Chiapas se mantuvo desde el Apertura 2003 al Apertura 2007, después en todo el 2008 jugó para Necaxa, quien lo volvió a tener en sus filas por la regularidad que había tenido con Jaguares.   Para el Clausura 2009, Atlante adquiere al "Gato", pero este traspaso sólo sirvió para detener la continuidad del portero regio, ya que no jugó ni un minuto; fue así que Rayados de nuevo fue por sus servicios, dando a los Potros a Joel González y Clemente Ovalle a cambio de Ortiz.   En el Apertura 2009, Omar fue Campeón con los albiazules, aunque no participó en toda la campaña ni en Liguilla. Aún así, continuó en su tierra y en febrero del 2010, sufrió en San Nicolás de los Garza un asalto a mano armada, siendo despojado de su camioneta de lujo.

Mientras que en la cancha, en el Bicentenario 2010 fue titular en la Jornada 10 en duelo contra Puebla, donde permitió un tanto del rival para el empate 1-1.   Ese encuentro realizado el 14 de marzo del 2010 en el estadio Cuauhtémoc sería el último para Ortiz, ya que el 9 de abril de ese mismo año, el arquero dio positivo en una prueba antidoping, alejándolo de las canchas por dos años como medida de castigo por la Comisión Disciplinaria.   El "Gato" obtuvo positivo de las siguientes sustancias: Oximetholone y su metabolito 17a-methyl-5a-androstan-3a. 17B-diol y el metabolito de la Dromostanolona (2a-methyl-5a-androstan-3a-ol-17-one).   Pese a esto, el jugador declaró poco después que tenía confianza en regresar, incluso recientemente había comentado que se estaba preparando para volver, puesto que para mediados de este año su castigo terminaba y tenía luz verde para ver acción en la Primera División del Futbol Mexicano.   Sin embargo, tras el problema en el cual hoy se ve involucrado, Ortiz daría por terminada su carrera futbolística, ya que ha confesado dos delitos y podría alcanzar 50 años de cárcel; es así que su cuenta como jugador quedaría en 287 partidos en Primera División desde su debut con Rayados en 1997.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×