La 'conquista' futbolera no se da

Si bien Marc Crosas no es el primer español en la Liga mexicana, sí tiene ante el reto de trascender más allá de lo que han hecho otras grandes figuras del balompié ibérico que han venido a...
 Si bien Marc Crosas no es el primer español en la Liga mexicana, sí tiene ante el reto de trascender más allá de lo que han hecho otras grandes figuras del balompié ibérico que han venido a nuestro país en el ocaso de sus carreras.
Torreón, Coahuila, México -
  • Sólo Carlos Muñoz fue campeón de goleo
  • Marc Crosas es el más joven

Si bien Marc Crosas no es el primer español en la Liga mexicana, sí tiene ante el reto de trascender más allá de lo que han hecho otras grandes figuras del balompié ibérico que han venido a nuestro país en el ocaso de sus carreras, y que se han ido sin poder quedar en la parte de arriba de los registros históricos, a pesar de que han sido elementos de renombre, mayor del que cuenta el recién contratado por Santos Laguna.

Es importante referir que en la era moderna la conquista futbolera no ha podido darse del todo aún, ya que en la primera mitad del siglo XX, Isidro Lángara, Martín Vantolrá, Lázaro Ibarreche, entre otros alcanzaron la gloria deportiva en nuestros rectángulos verdes.

Pero hombres del nivel de Emilio Butragueño, Miguel González “Michel”, José Mari Bakero, Javier Manjarín o Josep Guardiola, pisaron las canchas mexicanas prácticamente para decir adiós al profesionalismo y dejar, eso sí, algunos destellos de su gran clase como futbolistas pero sin mayores logros que apuntarles.

El único que pudo demostrar ser el mejor entre los suyos fue Carlos Muñoz, quien se coronó Campeón de Goleo con Puebla en el Torneo Invierno 1996.

El éxito de Carlos Muñoz con los Camoteros abrió las puertas a Francisco Higuera y Miguel Pardeza, pero sin mayores repercusiones a final de cuentas; el primero logró cinco goles en el Invierno ’97, mientras que Pardeza solamente pudo romper seis veces las redes enemigas en dos Torneos. (Verano ’98 y ’99). Ninguno pudo trascender de la manera deseada.

El “Buitre” llegó a México para jugar con los Toros del Atlético Celaya, a quienes comandó hasta la Gran Final de la Temporada de 1995-96, en la que se estancó junto a su equipo, al ser vencido por Necaxa.

Para el Invierno ’96 el mismo Celaya contrató a “Michel” para hacer mancuerna con Butragueño, sin embargo, la dupla no pudo dar buenos resultados pues en un par de Torneos no consiguieron siquiera calificar a la Liguilla.

El oriundo de Navarra, España, José Mari Bakero vio en 1997 el ocaso de una prolífica trayectoria con los Tiburones Rojos del Veracruz. Asimismo, una de las contrataciones más importantes en este sentido fue la lograda por los Dorados de Sinaloa al hacerse de los servicios del actual Director Técnico del Barcelona, Josep Guardiola, aunque para su desgracia, tuvo que soportar un descenso.

Hoy existen dos futbolistas españoles en nuestra Liga, y ambos son formados en las Fuerzas Básicas del equipo blaugrana, toda vez que Luis García y Marc Crosas surgieron de La Masia, el primero juega para Puebla y el segundo es la última contratación de Santos Laguna.

Vale la pena destacar que Crosas no es el primer español en jugar para los Guerreros, ya que Javier Manjarín lo hizo en el 2002, donde dejó ráfagas del gran jugador que fue. También llama la atención que con 24 años de edad,  Crosas es el jugador español más joven que ha venido a México en la historia de los Torneos cortos.

Es así que la llamada “conquista futbolera” sigue siendo inexistente a pesar de las estrellas ibéricas que se han animado a jugar en un futbol que les resulta totalmente ajeno y lejano, y del que se han tenido que despedir, en su gran mayoría, sin haber visto y vencido en suelo azteca.

El turno ahora es para García y Crosas, a quienes el tiempo junto con el juego en sí, podrán juzgar con certeza.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×