Quirarte se despidió entre lágrimas

Anoche, en el lujoso vestidor de Chivas en el Estadio Omnilife, hubo lágrimas del ya ex técnico Fernando Quirarte, quien no ocultó su tristeza por acumular su tercera derrota lo cual lo obligó a...
 El Sheriff fue sentenciado por el tercer descalabro consecutivo.  (Foto: Notimex)
Guadalajara, Jalisco, México -
  • El 'Sheriff' demostró su tristeza por renunciar a Chivas

Anoche, en el lujoso vestidor de Chivas en el Estadio Omnilife, hubo lágrimas del ya ex técnico Fernando Quirarte, quien no ocultó su tristeza por acumular su tercera derrota lo cual lo obligó a dar un paso al costado.

Tras el pitazo final de Miguel Ángel Ayala, el "Sheriff" fiel a su costumbre metió las manos en los bolsillos, bajó la cabeza y se enfiló al túnel que conduce al campo artificial con los vestidores.

Sólo el propio Quirarte y las paredes de concreto saben qué tanto se fue mascullando, palabras al aire de un hombre que se quedó solo, sin una sola victoria que le respaldara y muy poco sustento para permanecer a frente de un equipo que no dio resultados en su gestión durante el Clausura. Su decisión estaba tomada.

Lo primero que hizo fue informarle sobre su determinación a Rafael Ortega y posteriormente a los dueños del equipo. Para entonces, Quirarte había contenido sus sentimientos, pero al momento de encararse con los futbolistas, no pudo contenerse y el llanto lo invadió.

"Quiero informarles que tomé la decisión de dar un paso a un costado", fueron las palabras que salieron de su boca para anunciar su determinación ante el plantel y que minutos después se repetirían en la sala de prensa para informarlo a los medios.

"La verdad me divertí, lo gocé pero no pude, quiero darles a todos ustedes las gracias por el esfuerzo que realizaron", dijo con los ojos enrojecidos y un mudo vestidor, donde ni la música sonaba.

Minutos después, el estratega apareció en la conferencia donde también sorprendió a los representantes de los medios que ya lucían un tanto intranquilos, pues era costumbre de Quirarte aparecer en la conferencia antes de que pasaran diez minutos después del silbatazo final, pero ayer compareció Mohamed en primera instancia y diez minutos después lo hizo el "Sheriff". 

Mientras tanto, en el vestidor prevaleció un silencio que según cuentan los que estuvieron presentes fue imponente. 15 minutos de caras largas y ni una sola palabra fueron la continuación al adiós, para trasladar ese silencio ante la prensa.

Tras renunciar como técnico de Chivas, Quirarte y Sergio Lugo se quedaron en el bar del hotel donde Chivas se concentró, mientras los jugadores ya habían abandonado en sus automóviles dicho hotel. 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×