Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 

Recibe nuestro newsletter
 

Cruz Azul defiende cambio de nombre; otros suponen fraude

Billy Álvarez cambió la identidad de Cruz Azul. (Foto: Mexsport)
Billy Álvarez cambió la identidad de Cruz Azul. (Foto: Mexsport)

Juan Martín Montes | MEDIOTIEMPO
Ciudad de México, lunes 16 de Abril del 2012

  • El Director Jurídico dice que los socios son propietarios a pesar del cambio de identidad
  • Aseguran que la transformación oculta un despojo hacia los cooperativistas
La nueva identidad de Cruz Azul obedece a una independencia administrativa y operativa, sin que ello implique algún cambio en la propiedad del club, aseguró el Director Jurídico de la Cooperativa, Miguel Borrell.

Aunque dicha transformación ha sido señalada como parte de un “desmantelamiento” de la cementera, el representante de La Cruz Azul aseguró que los cerca de mil socios siguen siendo los principales dueños del equipo de futbol.

Ello se puede comprobar en el registro de la propiedad industrial, aseguró Borrell, luego de que hace una semana el equipo dejó de ser Club Deportivo, Social y Cultural Cruz Azul, A.C., para convertirse simplemente en Cruz Azul Futbol Club, A.C.

"No se trata de un movimiento que pone en peligro o pone en riesgo el patrimonio o los bienes propiedad de los socios o de la Cooperativa"
“Esto que se hizo no quiere decir que se constituyó una empresa donde ahora el dueño es una persona o dos; no, no, no, el dueño de esa nueva empresa es la Cooperativa Cruz Azul, la que se encuentra formada por todos los socios”, aseguró en entrevista con Medio Tiempo vía telefónica.

“No se trata de un movimiento que pone en peligro o pone en riesgo el patrimonio o los bienes propiedad de los socios o de la Cooperativa. La situación jurídica en cuanto a la propiedad está sin ser tocada”.

Borrell aseguró que desde hace años se tenía la idea de independizar al club, ya que su horizonte administrativo abarcaba escuelas y hasta centros comerciales. También explicó que el cambio de nombre era necesario para darle una especie de “bautismo”.

Los socios ya habían sido avisados de esa necesidad, agregó Borrell, mediante informes en algunas Asambleas de los cooperativistas, sin que haya sido necesaria su discusión formal porque no implicaba alguna afectación en su patrimonio.

“Por cuestiones de tipo administrativo, por cuestiones de tipo fiscal, operacional, de contabilidad, no checaba -y cada vez teniendo mayor tamaño y mayor dimensión-, no checaba el que hubiera un aspecto profesional dentro de un club cuya finalidad era lo social, lo filantrópico, lo educacional, lo altruista”, detalló.

Una medida similar se tomó con las escuelas de la Cooperativa, que fueron concentradas en otra empresa de nombre Centro Educativo Cruz Azul, añadió Borrell, quien también aclaró que la independencia no impedirá al club contar con colaboraciones presupuestales de la cementera.

El Director Deportivo de la Federación Mexicana de Futbol, Enrique Bonilla, reveló que Cruz Azul aún no registra su nuevo nombre, a lo que cual está obligado 30 días antes del inicio de la siguiente temporada, de acuerdo con el Reglamento de Afiliación, Nombre y Sede.

LITIGIOS EN PROCESO

El Director Jurídico de La Cruz Azul afirmó que todavía están por definirse varios litigios contra los ex miembros del Consejo de Administración, cuyos representantes aseguran haber ganado 14 resoluciones y perdido ninguna, además de obtenido varios amparos, sobre todo en el juicio mediante el cual buscan ser restituidos.

Miguel Borrell recordó que hay tres litigios, cada uno en momentos distintos, algunos de ellos resueltos en primera o segunda instancia, todavía no en la definitiva, y que su resolución final podría tardar entre año y medio y dos años.

“A eso le falta muchísima historia para poder decir que ya es definitivo”, mencionó.

“Ellos no han podido ahorita retomar uno sólo de sus derechos, si ellos ya hubieran ganado amparos como lo están queriendo señalar, ellos ya estarían en posibilidades, en ese supuesto, de estar regresando a la empresa”.

SUPONEN FRAUDE

El representante jurídico del Consejo de Administración excluido de la Cooperativa el año pasado, Eugenio Olvera, aseguró que el cambio de nombre en el club de futbol permitiría al Director General de la cementera, Guillermo Álvarez, despojar a los socios como propietarios del mismo.

"Se vislumbra la probable responsabilidad de Guillermo Álvarez Cuevas en un delito de fraude"
Aunque aclaró que para confirmarlo aún espera conocer la opinión del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, afirmó que ese esquema ya ha sido utilizado para otras organizaciones de la cementera.

“Es un esquema que se ha venido realizando pero no solamente con el Club de Futbol, sino con otras sociedades, como lo es Concretos Cruz Azul, Inmocretos, PCM Concretos, PCM Maquinaria, sociedades que están fusionando todas en una sola sociedad, que ahora se llama Azul Concretos Premezclados y que tampoco tiene que ver nada con la Cooperativa”, señaló.

“Lo que estamos viendo es, literalmente, una desmantelación de los activos de la Cooperativa en beneficio de los socios de nuevas sociedades que son ajenos a la Cooperativa”.

Por ello, aseguró que cuenta con elementos para suponer un fraude de Álvarez Cuevas.

“Ya con lo que tenemos puedo adelantar que ya se vislumbra la probable responsabilidad de Guillermo Álvarez Cuevas en un delito de fraude porque está disponiendo de bienes y activos ajenos a su propiedad”, expresó.

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios