Santos, Tigres y 'Chiquimarco', combinación que ya dio polémica

De un lado Santos, del otro Tigres... y en medio otra vez el árbitro Marco Antonio Rodríguez.Los tres protagonistas de la polémica Final del Apertura 2011 volverán a coincidir en una cancha de juego.
De un lado Santos, del otro Tigres... y en medio otra vez el árbitro Marco Antonio Rodríguez.Los tres protagonistas de la polémica Final del Apertura 2011 volverán a coincidir en una cancha de juego.
 De un lado Santos, del otro Tigres... y en medio otra vez el árbitro Marco Antonio Rodríguez.Los tres protagonistas de la polémica Final del Apertura 2011 volverán a coincidir en una cancha de juego.  (Foto: Notimex)
Monterrey, Nuevo León, México -
  • Pitará Rodríguez por primera vez en Torreón después de la Final del Apertura 2011
  • Esta campaña sólo dirigió un juego de Santos, y fue en la derrota de visita ante Chivas

De un lado Santos, del otro Tigres… y en medio otra vez el árbitro Marco Antonio Rodríguez. Los tres protagonistas de la polémica Final del Apertura 2011 volverán a coincidir en una cancha de juego, al ser designado “Chiquimarco” el silbante de la Semifinal de vuelta, a realizarse el próximo domingo en el TSM.   La FMF reservó a dos de sus 'gallos' para la Final para los duelos de este fin de semana, y al final el ordenador mandó a Rodríguez a una misión bajo la lupa nacional, luego del antecedente del mes de diciembre. En dicho encuentro, estando en juego un título, Marco se cargó de polémica al expulsar a dos jugadores de Santos y marcarles un penalti muy protestado en contra apenas en el primer tiempo. En esa acción, el Capitán Oswaldo Sánchez se fue de la cancha por una barrida temeraria sobre Danilinho, y en su lugar entró Miguel Becerra, quien detuvo la ejecución, pero ya con el cuadro lagunero en inferioridad numérica.   En el complemento, Rodríguez expulsó también de forma discutida a Felipe Baloy de Santos e Israel Jiménez de Tigres, ambos al minuto 69’. En esa acción, Baloy llegó con fuerza al medio campo a despojar a Lobos, y lo hizo tocando la pelota, pero fue echado del campo cuando no había infracción. Jiménez se fue por llegar a aventar a Osmar Mares justo en las protestas de la jugada.   Y para coronar su noche protagónica, Marco se apuntó una amonestación simultánea a dos jugadores, Héctor Mancilla de Tigres y Carlos Morales de Santos, pero utilizando una tarjeta amarilla en cada mano, situación que preparó llamando a los jugadores a la distancia, y a los que quiso exhibir de forma sui generis contra los códigos arbitrales.

Toda esa noche le valió a Marco para estar suspendido las primeras cinco fechas de esta campaña, en una forma silenciosa de la FMF de dar la razón en las anomalías de la Final.

La visita de Marco Rodríguez a Torreón será la primera desde el duelo de la Final del Apertura. En lo que va del año, el silbante no le ha pitado a Santos como local, y apenas tiene una actuación en calidad de visitante. 

  Fue en la Fecha 8 cuando el nazareno dirigió el encuentro entre Chivas y Santos en el Estadio Omnilife, y al final el marcador favoreció al Rebaño 2-1, en una tarde donde en el último minuto marcó un penalti discutido a favor del Santos, castigo que al final falló Hérculez Gómez y detuvo Luis Michel.   En el caso de Tigres, Marco Rodríguez también le pitó este torneo sólo en una ocasión, en duelo de la Fecha 17 ante Puebla, cuando los felinos perdieron en casa por 2-1. En este torneo, Rodríguez ha dirigido 10 partidos, en los que ha sacado 59 tarjetas amarillas y cinco rojas, para un promedio de 5.9 tarjetas por encuentro, el séptimo más alto del certamen. Sus actuaciones, empero, arrojan un equilibrio curioso, ya que el 50% de las veces el triunfador ha sido el equipo local, mientras que en el otro 50% el visitante, sin registrar empates aún en la campaña.   Ahora tendrá una de las tardes con más presión de su carrera, y como un ingrediente más a seguir en la cancha del Santos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×