Sandoval y Bolaños, arrepentidos por haberse ido de fiesta

Los dos jugadores de Atlas, Alonso Sandoval y Luis Bolaños dieron la cara luego de su indisciplina cometida en Cancún, donde ambos abandonaron la concentración y hasta este martes regresaron a...
Los dos jugadores de Atlas, Alonso Sandoval y Luis Bolaños dieron la cara luego de su indisciplina cometida en Cancún, donde ambos abandonaron la concentración y hasta este martes regresaron a Guadalajara.
 Los dos jugadores de Atlas, Alonso Sandoval y Luis Bolaños dieron la cara luego de su indisciplina cometida en Cancún, donde ambos abandonaron la concentración y hasta este martes regresaron a Guadalajara.  (Foto: Raymundo González)
Guadalajara, Jalisco, México -
  • Ambos jugadores de Atlas ofrecieron disculpas por su indisciplina en Cancún

Los dos jugadores de Atlas, Alonso Sandoval y Luis Bolaños dieron la cara luego de su indisciplina cometida en Cancún, donde ambos abandonaron la concentración y hasta este martes regresaron a Guadalajara. Los dos se dicen arrepentidos por lo que hicieron y ofrecieron una disculpa a sus aficionados, a sus familias y al equipo. A Sandoval se le notaba el rostro desencajado, y prometió no volver a repetir un acto así, acepta todas las críticas que se han generado pos sus actos, así como la sanción que les impuso la Directiva.   “En esas cuestiones tengo un amigo allá (Cancún), se me hizo fácil que no iba a trascender, se hizo un problemón, me equivoqué, no puedo dar más respuesta, no puedes argumentar más, es una indisciplina, no va a volver a pasar, lo bueno que había hecho se borra, y se pierde la confianza que me había ganado”, dijo Sandoval.   "En esas cuestiones tengo un amigo allá (Cancún), se me hizo fácil que no iba a trascender, se hizo un problemón, me equivoqué" Mientras Luis Bolaños, también aceptó que se le hizo fácil abandonar la concentración e irse a la fiesta con su compañero de equipo.   “Como dijo el ‘Negro’, fue un rato en que no pensamos que íbamos a tener tanto problema, nos metimos, no pensamos en nuestras familias, sólo pensamos en nosotros mismos, cometimos una falta, les faltamos al respeto a nuestros compañeros, a la hinchada, a la dirigencia, y ahora con el nuevo técnico hay que ganarnos su confianza”, acotó el ecuatoriano.   Lo que más le duele en estos momentos a Sandoval, es el problema familiar que tiene, ya que preocupó a su esposa, a sus hijas, y por ende sabe que no solamente tiene que trabajar para recuperar la confianza del equipo y lógicamente en casa.   “Estoy para dar la cara, no me voy a esconder, al contrario, me siento muy apenado, tenía cinco años que no cometí una indisciplina. Me duele por mi familia que estaba muy preocupada, le ofrezco una disculpa a mi esposa, y a mis hijas”.   Y del por qué no retornaron a Guadalajara en tiempo y forma, Sandoval y Bolaños dijeron que se quedaron dormidos y ya no pudieron encontrar vuelos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×