El rojinegro Martín Barragán hace goles y cambia aceite

Martín Barragán se va abriendo un camino en el futbol profesional y lo hace con Atlas, pero mientras la cerrera del terreno de juego le da para alcanzar una mejor solvencia económica.
Martín Barragán se va abriendo un camino en el futbol profesional y lo hace con Atlas, pero mientras la cerrera del terreno de juego le da para alcanzar una mejor solvencia económica.
 Martín Barragán se va abriendo un camino en el futbol profesional y lo hace con Atlas, pero mientras la cerrera del terreno de juego le da para alcanzar una mejor solvencia económica.  (Foto: Raymundo González, )
Guadalajara, Jalisco, México -
  • El joven delantero, complementa su labor con el Atlas con trabajo en una gasolinera

Martín Barragán se va abriendo un camino en el futbol profesional y lo hace con Atlas, pero mientras la cerrera del terreno de juego le da para alcanzar una mejor solvencia económica, el joven delantero de los Zorros realiza un trabajo extra en una gasolinera que está a un costado del Estadio Tres de Marzo, en el municipio de Zapopan, Jalisco.   No son demasiadas horas las que le dedica a su otra responsabilidad fuera de las canchas, que es la de cambiar aceite de los vehículos automotores, ya que debe entrenar y descansar, pero se da tiempo para asistir a ese trabajo y así tener un sueldo extra. Lo hace con gusto, disfruta y sobre todo pasa un buen momento, se la lleva bien con sus compañeros.   Martín Barragán es nativo de Tizapán El Salto, Jalisco, y nació un 14 de julio de 1991. El atacante porta el número 28 de la camiseta del Atlas y en la primera jornada la Copa MX correspondiente al Clausura 2014, Barragán fue el autor del gol que le dio la igualada a los Zorros ante Necaxa.   El sábado anterior, Barragán ya tuvo minutos dentro del Clausura 2014 de la Liga MX cuando entró de cambio al minuto 66 en el partido que perdió el Atlas 1-0 contra el Atlante.   El delantero sabe que para poder ganarse un lugar dentro del futbol debe tener regularidad y consistencia, y para ello está trabajando, para pronto convertirse en una realidad para el equipo.   Normalmente sus horas de trabajo en la gasolinera se dan después del medio día,  y luego de hacer las tareas que le corresponden, se declara listo para el entrenamiento programado al día siguiente.

No te pierdas