Arnulfo Tinoco, un héroe de Tigres

Era la noche del 6 de marzo de 1996, el marcador global en la Gran Final de Copa entre Tigres y Atlas se encontraba empatado 1-1, cuando faltando 12 minutos para concluir el partido de Vuelta,...
Monterrey, Nuevo León, México -
  • El 6 de marzo de 1996, Tigres se alzó con su segundo título de Copa
  • Arnulfo Tinoco anotó el gol del triunfo en el Estadio Jalisco

Era la noche del 6 de marzo de 1996, el marcador global en la Gran Final de Copa entre Tigres y Atlas se encontraba empatado 1-1, cuando faltando 12 minutos para concluir el partido de Vuelta, apareció Arnulfo Tinoco para convertirse en el héroe felino. Marco Antonio Ruiz por izquierda envió el balón al área, Francisco Javier Gómez recentró de cabeza para Arnulfo Tinoco, quien con la cabeza mandó el balón a la red, dejando sin oportunidad al arquero Oswaldo Sánchez de quedarse con el esférico para el 2-1 que le dio el título a Tigres en el Estadio Jalisco. "Ellos ya tenían camisas, mostraron la champaña con lo que iban a brindar, la afición se veía muy confiada y llegamos a estropearle la fiesta", recordó Tinoco en entrevista con Medio Tiempo. "Ellos ya tenían camisas, mostraron la champaña con lo que iban a brindar, la afición se veía muy confiada y llegamos a estropearle la fiesta". Actualmente, Tigres otra vez está en una Final de Copa y Tinoco no tiene ninguna duda que la UANL será quien se corone por encima de Alebrijes de Oaxaca, siendo el delantero Alan Pulido el que se convierta en el nuevo héroe. "Pulido (lo veo siendo el héroe), lo viene haciendo muy bien y espero lo siga haciendo. (Alebrijes) Un equipo de Primera A, con el debido respeto, tiene que pasar algo maravilloso para que le pudiera ganar a Tigres en su casa", señaló el ex jugador. -¿Cómo te marcó en tu carrera el ser el héroe de la Copa de 1996? – "De ser un jugador de los emblemáticos en el club, pasó un poquito más arriba, corear mi nombre que nunca se había hecho en la ciudad, eso te llena de orgullo". Tinoco reconoció que ese gol bien pudo ser anulado por el abanderado, ya que se dio en una jugada demasiado apretada. "Sí, es muy polémico, si hubieran marcado fuera de lugar, igual y no hubiéramos reclamado, porque entra el criterio del abanderado, fue cuestión de segundos, quizá medio cuerpo donde hubiera marcado la diferencia, yo creo que fue un segundo, afortunadamente para nosotros no lo marcaron". "Si hubieran marcado fuera de lugar, igual y no hubiéramos reclamado, porque entra el criterio del abanderado, fue cuestión de segundos". El gol fue legítimo y Tigres festejó dentro de ciertos límites, ya que se encontraban peleando por no descender, objetivo que el 24 de marzo ya no se cumplió, al perder la categoría; en el presente, la historia es completamente diferente. "Por supuesto (se vale festejar), es un logro, es la culminación de un objetivo, una estrella más para el club, sí se vale. Debería de ser (poner las estrellas del campeonato de Copa en el escudo), son campeonatos en el club y de alguna manera debe reflejarlos", apuntó Tinoco, el último héroe de la Copa.

No te pierdas