Tigres buscará resolución en caso Alfonso González

Este lunes se presentarán en Controversias de la Federación Mexicana de Futbol Alfonso González y representantes de Tigres y Atlas para resolver la disputa sobre el jugador y definir su estatus.
Este lunes se presentarán en Controversias de la Federación Mexicana de Futbol Alfonso González y representantes de Tigres y Atlas para resolver la disputa sobre el jugador y definir su estatus.
 Este lunes se presentarán en Controversias de la Federación Mexicana de Futbol Alfonso González y representantes de Tigres y Atlas para resolver la disputa sobre el jugador y definir su estatus.
Monterrey, Nuevo León -
  • Los felinos compraron al jugador previo a la venta del Atlas

Este lunes se presentarán en Controversias de la Federación Mexicana de Futbol Alfonso González y representantes de Tigres y Atlas para resolver la disputa sobre el jugador y definir su estatus. Tigres, que también es protagonista en la novela con Alan Pulido, le diría adiós a uno de sus problemas actuales en Controversias, pero está por verse si el final es feliz para los felinos. La novela comenzó cuando el club auriazul decidió comprar a "Poncho" González hace más de ocho meses, llegó a un acuerdo con la directiva anterior del Atlas y pagó la transferencia, de tal forma que el jugador ya era de Tigres, aunque los felinos lo pidieron para que se uniera al equipo hasta el Apertura 2014. Cuando se dio el Régimen de Transferencias del pasado mes de junio, Tigres hizo oficial que tanto Antonio Briseño como Alfonso González se unían a su plantel; sin embargo, aún quedaba pendiente hablar con "Ponchito" para acordar detalles como el sueldo y que plasmara su firma en el contrato, lo cual nunca se dio. González nunca quiso acercarse a hablar con Tigres, se aferró a que él nunca dio consentimiento para ser vendido y que además, con la misma directiva pasada, recién había renovado contrato por dos años más; ante esto, los nuevos dirigentes de Grupo Salinas le dieron el apoyo y el jugador no llegó a la UANL y continúa participando en las filas rojinegras. El pleito tuvo que hacerse ante Controversias, pues Tigres alega que el jugador es felino, tras haber pagado la cantidad correspondiente. "Sobre la propiedad de los derechos federativos no hay absolutamente ninguna duda de que el Club Tigres es propietario, y tenemos los documentos que así lo avalan, que se registraron en tiempo y forma en la Federación Mexicana de Futbol", dijo el Presidente de Tigres, Alejandro Rodríguez. Tigres ha dejado en claro que no quieren a ningún jugador a la fuerza, por lo que de ganar el caso en Controversias, sólo le beneficiaría para recuperar su inversión con un reembolso o bien quedarse con los derechos del jugador y prestarlo o venderlo al club que desee.

No te pierdas