Se regía 'Chelís' sin contrato en Puebla

La lección que el último cese del Puebla le dejó a José Luis Sánchez Solá es la de ya no dirigir sin contratos formales, para evitar despedidas abruptas como la que sufrió este martes.
La lección que el último cese del Puebla le dejó a José Luis Sánchez Solá es la de ya no dirigir sin contratos formales, para evitar despedidas abruptas como la que sufrió este martes.
 La lección que el último cese del Puebla le dejó a José Luis Sánchez Solá es la de ya no dirigir sin contratos formales, para evitar despedidas abruptas como la que sufrió este martes.
Ciudad de México -
  • El DT dijo que sintió abrupta su destitución con los Camoteros

La lección que el último cese del Puebla le dejó a José Luis Sánchez Solá es la de ya no dirigir sin contratos formales, para evitar despedidas abruptas como la que sufrió este martes.

El destituido entrenador reconoció que le sorprendió la decisión de la Directiva Camotera y señaló que alguien a quien no le agradaba "metió la cola". A pesar de ello, aseguró que él a todos los limones les saca jugo "aunque sean agrios".

"Al jugador no tengo ningún problema para convencerlo, al directivo necesito más herramientas. Necesito firmar un contrato, no puedo ir con la palabra por todas partes y valiéndome de la palabra", lamentó. Sé que esto es futbol y esto cambia porque ya es la segunda vez que me sucede, que al cuarto para la una me cambian la jugada".

-¿Habías firmado contrato sólo por el torneo pasado?- "No, yo firmo un papel para el cual me puedan registrar. Eso es lo que yo firmo", aclaró.

-¿No es un contrato formal?- "No, un contrato como tal, con cláusulas y con exigencias de las dos partes, no firmo. Nunca lo he firmado", respondió.

“Cuando te traen, la persona que te contrata siempre tiene toda la ilusión de hacer valer su palabra y yo no tengo por qué dudar de eso".

El "Chelís" explicó que hace una semana ya había un acuerdo con la Directiva del Puebla y que incluso él ya tenía preparada la Pretemporada y los partidos de preparación de cara a la campaña donde los de La Franja buscarán librar el descenso.

"Yo escucho que todos los técnicos, todos, honestos, firman un contrato. Entonces yo no entiendo eso porque no lo he hecho nunca, lo tengo que empezar a hacer", agregó.

También explicó que la única justificación de la Directiva para terminar con las negociaciones fue que habían perdido credibilidad en el proyecto del timonel.

"Al final no creyeron en mí, no creyeron en mi proyecto, no creyeron en lo que yo hago, después de que veníamos trabajando en eso, no creas que con dificultades", señaló.

"Fue sin dificultades, llegando a arreglos, arreglos, arreglos, durante 12 días, ya estaba todo y de repente entiendo yo que alguien metió la cola e hizo que todo cambiara".

Newsletter
No te pierdas