Los Martínez sacaron lotería por mí: Toño García

A unos meses de que la Liga MX decidió optar por excluir la multipropiedad como uno de los conceptos que la habían caracterizado en los últimos años, hay quienes se pronuncian por mantenerla.
Ciudad de México -
  • Ex directivos ven la multipropiedad como la mejor opción para el futbol mexicano
  • La adrenalina del futbol, un arma de dos filos para quienes hoy están lejos

A unos meses de que la Liga MX decidió optar por excluir la multipropiedad como uno de los conceptos que la habían caracterizado en los últimos años, hay quienes se pronuncian por mantenerla apelando al “más vale malo por conocido…” que a la posibilidad de tener 18 dueños diferentes con un respaldo económico sin dudas.Y es que luego de los casos que se han presentado en equipos como Gallos Blancos donde personajes como Zlatko Petricevic y Amado Yáñez se hicieron del equipo para luego dejar en claro su poca solvencia económica o la duda de la procedencia de sus recursos, Emilio Maurer y Alberto de la Torre saben que la “multipropiedad” puede ser un “mal” necesario en el balompié azteca.“La multipropiedad es buena porque es gente que tiene varios equipos, los medios y están respaldados por un negocio, es mejor eso que un equipo que no tenga medios o no se pueda reforzar y está en la penuria. Está el caso del Atlas, no le querían meter dinero, eran un desastre, lo vendieron y ya vieron a donde lo llevó en un año, que si se hubiera quedado se hubiera ido al descenso”, dijo Maurer.“Es muy difícil (erradicar multipropiedad) porque no hay compañías suficientes para comprar equipos que quieran perder el dinero que se pierde en los equipos de futbol solo por imagen o publicidad.“Lo primero se debe hacer una Liga autofinanciables con los equipos autofinanciables, que no haya corrupción o muchos bandazos y entonces sí puedes tener dueños profesionales que no sean empresas que sólo quieran meter su dinero por imagen”, manifestó De la Torre.Sin embargo, también hay cosas positivas de la multipropiedad que José Antonio García revela y de las que incluso presume haber sido “cómplice” como lo fue la compra del León por Grupo Pachuca.“Jesús Martínez Jr. tiene su mérito, ha sido campeón, trae la experiencia de su papá y de Fassi, se sacaron la lotería gracias a mí porque yo contacte a Jesús Martínez papá con Jacobo Batarse, le dije que era una gran plaza y qué bueno que la afición de León está disfrutando”, sentenció.Finalmente, todos coinciden en el gusto y la añoranza que aún sienten por estar cercanos al futbol, pero también en la necesidad que tienen por darle prioridad a otros aspectos de su vida, esa que descuidaron años y años por el rodar del esférico.“Se vive menos emocionado; en el futbol siempre está uno en emoción, siempre se quiere estar adelante y requiere todo el tiempo de uno, al principio uno lo extraña, ahorita ya no lo extraño ni me interesa mucho lo que hacen los directivos”, expresó Maurer.“Te das cuenta quiénes son tus verdaderos amigos en directivos, jugadores, entrenadores, algunos siguen siendo los mismos y otros se les olvida. Te sirve para darte cuenta de los diferentes escenarios y hay otros que se les olvida y otros que siempre están contigo y son solidarios”, puntualizó Toño García.

No te pierdas