1945-1955: Incipiente inicio; primer ascenso Rayado

El profesionalismo en el fútbol era incipiente, apenas dos años antes se formó la Liga Mayor (hoy Liga MX), y difícil era pensar que la Sultana del Norte contara con un equipo, hasta que el 27 de...
 El profesionalismo en el fútbol era incipiente, apenas dos años antes se formó la Liga Mayor (hoy Liga MX), y difícil era pensar que la Sultana del Norte contara con un equipo, hasta que el 27 de junio de aquel año, la historia dio un cambio.
Monterrey, Nuevo León, México -
  • Rayados cumple 70 años; la primera década fue dolorosa, hasta el ascenso
  • Fue el primer esfuerzo del profesionalismo en la Sultana del Norte

Transcurría 1945. Monterrey, la capital de Nuevo León, emergía como una potencia industrial gracias al desarrollo de grandes empresas, época en la que los Industriales (ahora Sultanes) acaparaban los pocos espacios deportivos en la ciudad con cuatro campeonatos.

El profesionalismo en el fútbol era incipiente, apenas dos años antes se formó la Liga Mayor (hoy Liga MX), y difícil era pensar que la Sultana del Norte contara con un equipo, hasta que el 27 de junio de aquel año, la historia dio un cambio.

Luchando contra todo, las gestiones de Enrique Ayala Medina y Ramón Cárdenas como principales protagonistas, cristalizaron el sueño; el Club de Fútbol Monterrey ingresó al certamen y con ello entregó lo que con el tiempo se convirtió en un legado para la ciudad, el balompié.

Poco después, el 19 de agosto de 1945, aquel equipo debutó venciendo 1-0 al San Sebastián de León con gol de José Gómez en el desaparecido Parque Cuauhtémoc de Calzada Victoria. La única alegría que tuvo el cuadro que vistió una camiseta azul y blanco en corte diagonal, shorts y medias en blanco.

La desgracia se apoderó del Monterrey el 14 de septiembre de 1945 cuando en San Juan de los Lagos, Jalisco, el autobús que trasladaba a los regiomontanos para medirse ante el Oro se incendió en una estación de gasolina, lo que cobró la vida de Enrique Lizano y Guillermo Vidal; el golpe pegó tan duro que la escuadra no levantó.

Al terminar la Temporada 1945-1946, el Monterrey ocupó los últimos lugares en cada departamento con apenas 14 puntos en 30 juegos, producto de cinco victorias, cuatro empates y 21 caídas; 58 goles a favor y 133 tantos en contra, mayor cifra en la historia, cerrando así la primera experiencia y dejando un vacío de seis años.

Y aunque el fútbol parecía condenado al fracaso en tierra regia, un segundo esfuerzo de Carlos Canseco devolvió a la metrópoli el profesionalismo cuando en 1952, la Asociación Deportiva Monterrey debutó en la Segunda División con una estructura más sólida, pero sobre todo con mayor aceptación en la sociedad.

Tres años de trabajo duro y antes de cumplir la primera década del primer experimento, el Monterrey dio un gran regalo a sus seguidores con el Campeonato de Segunda División en la Temporada 1954-1955 y con ello el regreso a la máxima categoría: Rayados jugaría en Primera.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×