1985-1995: Gloria y opulencia Rayada

La semilla sembrada unos años antes comenzó a rendir frutos durante la quinta década de existencia del Club de Fútbol Monterrey, al conocer el dulce sabor del éxito y los campeonatos.
 La semilla sembrada unos años antes comenzó a rendir frutos durante la quinta década de existencia del Club de Fútbol Monterrey, al conocer el dulce sabor del éxito y los campeonatos.
Monterrey, Nuevo León -
  • El sueño de toda la vida se hizo realidad, Rayados obtuvo su primer Campeonato
  • Rayados se volvió un equipo poderoso económicamente e innovador

La semilla sembrada unos años antes comenzó a rendir frutos durante la quinta década de existencia del Club de Fútbol Monterrey, al conocer el dulce sabor del éxito y los campeonatos.

La apuesta de Fernando Olvera desde la presidencia por formar una plantilla de jóvenes y extranjeros con mucha garra apenas en 1984, redituó mucho más pronto de lo que imaginaban tanto el mandatario como el novel entrenador Francisco Avilán.

El Mundial en nuestro país propició la división del calendario de la Primera División y tras un Prode 85 de experimento, el certamen México 1986 fue de ensueño tanto para la institución como para toda la afición que anhelaba con ver a su equipo en lo más alto.

Fue el 1 de marzo de 1986 quizá el primero de los días más gloriosos de los albiazules cuando derrotaron 2-0 al Tampico Madero en tiempo extra, para llevarse el cetro y dar la vuelta olímpica en el Estadio Tecnológico después de terminar como Superlíderes durante las 18 fechas.

Aunque en las temporadas siguientes lograron clasificar a la Liguilla formando grandes equipos como el llamado 'La Aplanadora', mismo que venció 2-0 al Real Madrid el 13 de mayo de 1990, los de la Sultana del Norte se quedaron cortos en su intento de repetir como Campeones, dando pie al cambio.

Así fue como llegó la renovación estructural y el club pasó a manos de Jorge Lankenau en 1991, uno de los directivos con mayor visión dentro del fútbol local y nacional, aunque también polémico en sus declaraciones.

A base de "billetazos" con contrataciones de renombre como la de Miguel Mejía Barón en el banquillo, La Pandilla logró su segundo título al levantar la Copa el 8 de septiembre de 1991 venciendo 4-2 a las Cobras de Ciudad Juárez, segunda fiesta que los seguidores vivieron en el Tec.

Los momentos de riqueza siguieron y aunque Mejía Barón tuvo que salir para dirigir a la Selección Mexicana, Rayados logró colarse a la Final de la Temporada 1992-1993 ante el Atlante, pero en esta ocasión no corrieron con la suerte siendo vapuleados 4-0 en el global... primer signo de la decadencia venidera.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×