1995-2005: Caída y resurgimiento, Rayados ganó título

Cuando parecía que el Monterrey viviría una sexta década llena de estabilidad organizacional y firmeza económica, la burbuja reventó y de pronto el caos, la incertidumbre y la angustia se apoderó...
 Cuando parecía que el Monterrey viviría una sexta década llena de estabilidad organizacional y firmeza económica, la burbuja reventó y de pronto el caos, la incertidumbre y la angustia se apoderó de la institución de Jorge Lankenau.  (Foto: Notimex)
Monterrey, Nuevo León -
  • Problemas económicos hundió al Monterrey que estuvo cerca de la desaparición
  • FEMSA entró al quite y comenzó la construcción de un Rayados fuerte

Cuando parecía que el Monterrey viviría una sexta década llena de estabilidad organizacional y firmeza económica, la burbuja reventó y de pronto el caos, la incertidumbre y la angustia se apoderó de la institución de Jorge Lankenau.

La Pandilla vivió el eterno problema, se formaban buenas plantillas candidatas al título, pero en la Liguilla no lograban las expectativas quedando con sabor amargo a las primeras de cambio.

En un hecho sin precedentes en el fútbol regiomontano, fueron los albiazules quienes pusieron el último clavo del ataúd de Tigres condenándolos a la Primera 'A' el 24 de marzo de 1996 al vencerlos 2-1 en un Estadio Universitario enrarecido en su ambiente, ya que a pesar de la enemistad deportiva, ambas aficiones fueron sacudidas.

Los problemas de liquidez comenzaron a ahogar a la directiva y el barco se hundía rápidamente, recurriendo en 1998 a un jugador de experiencia como Antonio Mohamed para salvarlos del descenso, año en el que el equipo fue embargado y Lankenau cedió la propiedad a su hijo, Jorge Lankenau Martínez; increíblemente, Rayados llegó a la Copa Libertadores 1999.

El 9 de mayo de 1999, la ciudad se pintó de azul y blanco cuando Rayados recibió al Puebla en el último partido del Verano, juego en el que los regiomontanos salvaron la categoría al empatar 1-1 con un sufrido gol de Sergio "Alvin" Pérez; un mes después, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público cedió el control a FEMSA y así inicio una historia diferente.

Aunque el comienzo fue complicado, la nueva administración regiomontana devolvió la confianza a los aficionados que pasaron días de tensión con la amenaza del descenso o desaparición de su equipo; con apenas dos años bajo el control de Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma, Jorge Urdiales entró a la presidencia del equipo y Luis Miguel Salvador como vicepresidente en diciembre de 2001.

Ése fue el momento de inflexión, y de la mano de Daniel Passarella, Rayados volvió a bañarse de gloria cuando el 14 de junio de 2003 se proclamó Campeón del Clausura 2003 al vencer al Morelia; días antes, propinaron otro golpe duro a Tigres al eliminarlos en Semifinales.

La salida de Pasarrella hizo que la dirigencia apostara por Miguel Herrera, quien de inmediato conectó con la tribuna y entregó buenos resultados, aunque las finales perdidas con Pumas y Toluca en 2004 y 2005, respectivamente pegaron en el ánimo.

 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×