'Lucho', del olvido a la capitanía en Rayados

La vida para Luis Ernesto Pérez dio un giro de 180 grados en los últimos tres meses, de estar al borde del retiro al quedarse sin jugar en el C2015, el mediocampista vuelve a ser el líder que el...
'Lucho', del olvido a la capitanía en Rayados
Monterrey, Nuevo León -
  • Hace seis meses, Pérez pensaba en el retiro; hoy vuelve a ser pieza importante

La vida para Luis Ernesto Pérez dio un giro de 180 grados en los últimos tres meses, de estar al borde del retiro tras quedarse sin jugar en el Clausura 2015, el mediocampista vuelve a ser el líder que el plantel de Rayados requiere en el campo y en el vestidor.

Así lo entendió Antonio Mohamed, técnico de Rayados, quien en el último juego ante Xolos le confío el gafet de capitán. 

"Lucho" ha respondido con fútbol y liderazgo a sus 34 años, a todas las críticas recibidas por su regreso a la institución albiazul al principio del torneo, luego de que estuviera a prueba durante la pretemporada regia, tras haberle pedido una oportunidad al Presidente de La Pandilla, Luis Miguel Salvador.

“A lo mejor mucha gente dudaba o decía ¿para qué? (regresaba a Monterrey), lo que yo te puedo platicar es que yo dejé de jugar seis meses, en los cuales en cierto momento sí llegué pensar en retirarme, pero en base a mi familia y mis amigos que me quieren y que me veían que a lo mejor tenía las ganas y la oportunidad de poder continuar, me puse a trabajar en lo individual esperando la oportunidad”, comentó el "27" de Rayados en entrevista a Mediotiempo.

Luis se preparó por su cuenta, se mantuvo entrenando y trabajando con la firme idea de regresar a jugar, tocó la puerta del club donde vivió la mejor etapa de su carrera y pidió la oportunidad de poder ser un guía para los jóvenes y compartir con ellos las experiencias que ha tenido.

“Intento hacerlo con la gente joven, obviamente tratando de dar mi experiencia, pero al final de cuentas somos seres humanos, escuchan y cada quien decidirá si está bien o si está mal lo que les estoy comentando y ojalá se pueda tomar de la mejor manera, solamente trato de aportar en ese sentido, de dar esas experiencias, pero tampoco soy dueño de la vedad y las cosas malas que me pasan se las trato de comunicar para que no les pase a ellos”, comenta el experimentado jugador.

Aunque se le brindó la oportunidad de parte de la directiva y cuerpo técnico de volver al equipo, Pérez estaba relegado en el banco, pero a pulso se ganó un lugar en la titularidad y a punto de llegar a los 480 juegos en Primera División, hoy la idea del retiro se ha esfumado de su mente.

“Vamos día a día, hoy creo y estoy convencido que no puedo pensar en seis meses, en un año o dos años, voy día a día conforme vayan sucediendo las cosas y conforme vaya sintiendo. Siempre he comentado que cuando vea que ya no puedo ser competitivo y que no ayudo realmente al equipo, al cuerpo técnico, a la institución, a la gente, pues será momento de dar un paso al lado”.

Quedan tres partidos en el certamen regular, el Monterrey se aferra al octavo puesto en la Tabla y Luis Pérez no titubea al afirmar que la Pandilla estará presente en la Fiesta Grande.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×