Estadio Corona, a seis años de su adiós

Hace seis años, se le dijo adiós al Estadio Corona, el cual vivió 39 años, tiempo en el que albergó a tres equipos; Santos desde entonces tiene al TSM como su hogar.
 Hace seis años, se le dijo adiós al Estadio Corona, el cual vivió 39 años, tiempo en el que albergó a tres equipos; Santos desde entonces tiene al TSM como su hogar.
Torreón, Coahuila -
  •  Vivió durante 39 años y albergó a tres equipos

A seis años de su desaparición, el Estadio Corona vive en los recuerdos de los aficionados al Santos Laguna, que fueron testigos de la historia del fútbol en la Comarca Lagunera.

El llamado “Coloso de las Carolinas” albergó a los equipos de los Diablos Blancos de Torreón (1970-74) y el Laguna (1976-78); además de los Guerreros, con quienes vivió sus mejores y últimos momentos.

Con los santistas, el Corona disputó cinco Finales de Liga de las que ganó tres y obtuvo la reputación de ser una de las plazas más difíciles del país, en la que las altas temperaturas se sentían aún más al juntarse con el aliento de su público.

Fue en la época del Profesor Rubén Maturana que tomó el sobrenombre de la “Casa del Dolor Ajeno” que permanece hoy para el nuevo Territorio Santos Modelo.

Su primer partido se efectuó el 2 de julio de 1970 con el partido en el que Chivas venció 3-1 al Torreón, el primer gol en su cancha lo firmó el tapatío Pedro Herrada.

La Ola Verde del Laguna lo utilizó de 1976 a 1978, año en que se convirtió en los Coyotes de Ciudad Neza. En 1983 regresó a la actividad con la aparición del Santos IMSS de la Segunda División B y vivió la transformación al Santos Laguna de la Primera División.

Con 39 años de vida, el 1 de noviembre del 2009 cerró sus ojos para no volverlos a abrir, los Pumas de la UNAM le hicieron el honor de visitarlo por última vez y se llevaron un empate a un gol con anotaciones de Pablo Barrera y Matías Vuoso, quien marcó por última vez en ese inmueble.

Al día siguiente fue demolido en su totalidad dejando solamente un terreno baldío y una reja que delimita sus fronteras; sin embargo, la nostalgia invade a todo santista que pasa por el lugar en el que vio cómo su equipo venció a la adversidad para convertirse en uno de los más ganadores de la era moderna. 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×