Mujeres que mandan desde el banquillo

Mide 1.60 metros y es de cabello rizado. Le dicen 'Leona', por eso no tiene miedo cuando sabe que sobre ella se posan de diferente manera las miradas de la afición fútbolera.
 Mide 1.60 metros y es de cabello rizado. Le dicen 'Leona', por eso no tiene miedo cuando sabe que sobre ella se posan de diferente manera las miradas de la afición fútbolera.
Ciudad de México -
  • Iris Mora busca trascender en la Dirección Técnica

Mide 1.60 metros y es de cabello rizado. Le dicen “Leona”, por eso no tiene miedo cuando sabe que sobre ella se posan de diferente manera las miradas de la afición fútbolera, mientras dirige a los Tuzos Bonfil, un equipo de Tercera División de Cancún. Es Iris Mora, ex Seleccionada Nacional y Directora Técnica egresada de la Escuela Nacional de Directores Técnicos (ENDIT), el único centro reconocido en México para capacitar técnicos y uno de los mejores cinco a nivel mundial según la FIFA, y sólo una representación de la lucha de las mujeres en el fútbol.

La Encuesta FIFA de fútbol femenino del 2014, reveló que la presencia de entrenadoras representa sólo el 7% del total de técnicos federados en las 177 asociaciones miembro que aportaron sus datos a la investigación.

En México, la situación es similar: En veinte años (antigüedad de la ENDIT) sólo 35 mujeres se han graduado de los distintos campus para estar en el banquillo de un equipo, así lo confirma Héctor Noriega, miembro del área de capacitación de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF) desde hace 19 años, quien también considera que hoy el primer problema que enfrentan los entrenadores es qué tanta seguridad existe en los proyectos deportivos “porque de lo contrario no es atractivo ni para hombres, ni para mujeres”, comenta.

La también ex seleccionada Andrea Rodebaugh, conocida dentro del fútbol femenil por su innovador proyecto de las Xolas de Tijuana –conjunto femenil que entrena en México, pero juega en la Liga de Estados Unidos- se basa en su experiencia para hablar de la tendencia:

“Es bien importante saber que si las oportunidades son difíciles, nos tenemos que preparar en todos los sentidos”, comenta Andrea cuya opinión coincide con el perfil de Iris Mora, pues para ella no precisamente las Directoras Técnicas deben pensar en que sólo pueden aportar para el fútbol femenil.

“La mayoría de las que empiezan, sobre todo si pertenecieron a la selección y estudian para ser Directoras Técnicas, sí tienen en mente trabajar con niñas o mujeres, pero también hay las que estudian y quieren trabajar con hombres". Toma más argumentos para defender su tema: "Curiosamente una de las recomendaciones de la primera mujer que llegó al Comité Ejecutivo de FIFA (Lydia Nsekera) fue no limitarnos nada más al fútbol femenil, ella nunca había estado ahí y la eligieron pero porque la vieron dentro del fútbol en general (era Presidenta de su federación en Burundi)”, reflexiona.

Andrea, quien además es instructora FIFA y esta semana da el primer curso para entrenadoras de la Liga Femenil del Sector Amateur, con el fin de acercarles información sobre cuáles son las tendencias del fútbol femenil en el mundo, sabe que el balón también deja de rodar cuando se trata de los sueldos.

Para la directora técnica, Fabiola Vargas, por ejemplo, quien recientemente ofreció el curso a entrenadores del programa Premier Skills, avalado por la Premier League inglesa, precisamente la paga es una limitante para no dedicarse al cien por ciento a su profesión: “He conocido instituciones donde te pagan cuatro o cinco mil pesos por cuatro días y cuatro horas más el fin de semana que vas a los partidos”, dice, aunque sigue pensando que a pesar de haber estado en campeonatos nacionales donde era la única directora técnica de 32 equipos, quiere seguir adelante con sus niños de Sub 13 con los que trabaja en el Sector Amateur y darle uso a su título que obtuvo en el plantel de Guadalajara y que le costó dos años de inversión.

Detrás del escritorio y la academia, Héctor Noriega asegura que el tope de los sueldos para las directoras técnicas (de acuerdo a la zona y el equipo) anda en los 30 mil pesos, aunque “por ejemplo Mónica Vergara rompe el molde y gana más por estar en Selección Nacional”. El potencial de las mujeres entrenadoras es un diamante al que pronto, asegura, se pulirá. Aunado a ello, el auge del fútbol femenil ha provocado que en la ENDIT estén pensando “ofrecer cursos específicos para capacitar a entrenadores enfocados en el fútbol femenino”, adelanta Noriega.

Durante doce años se tuvieron hasta 21 planteles de ENDIT en toda la República, sin embargo, a partir de enero y hasta junio del 2016 sólo habrá clases en el Distrito Federal debido una reestructuración.

Mientras tanto, quienes ya tienen su título, como Iris Mora –que de auxiliar técnica tiene a otra egresada de la ENDIT Gloria Vela, siguen abriendo camino: “Me preguntan mucho si los hombres me respetan porque estoy con jugadores de 20 años y ya tienen experiencia. Yo creo que el trabajo y el conocimiento es la herramienta principal para ganarte el respeto”, concluye. Las pocas mujeres del banquillo en México están cada vez más cerca de la cancha.

DATO:

En el 2006 Linda Isabel Cedeño, con apenas 25 años y egresada de la ENDIT, se convirtió en la primera mujer entrenadora de un equipo de hombres de Segunda División en México, los Gallos Blancos de Izcalli. Sus colaboradores fueron César el “Chispa” Suárez, ex jugador del Atlante y Pablo Robles, ex fútbolista del Necaxa.

FRASE:

“Normalmente los entrenadores a los que les dan la oportunidad son señores de 50 o 60 años, pero hoy cada día no sólo hay más entrenadores hombres jóvenes sino que también somos mujeres, se está rompiendo con ese estereotipo”.

Iris Mora

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×