Pasión americanista hacia el lejano oriente

Decenas de aficionados americanistas acompañarán al equipo de sus amores en Japón para el Mundial de Clubes, sin importar los sacrificios pasados o venideros.
 Los revendedores en el Estadio Azteca también tuvieron sus promociones para ver al América frente a los Jaguares de Chiapas.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • Para los seguidores, América es un amor incondicional
  • Son cerca de 200 aficionados los que emprenden el viaje desde México

Hay pasiones y amores que no tienen límites, donde el sacrificio por estar con aquello que te provoca felicidad no es una carga si de apoyar se trata, es con ese pensamiento que decenas de aficionados americanistas acompañarán al equipo de sus amores en Japón para el Mundial de Clubes.

Y es que desde ahorrar dinero cada semana, así como pedir prestado y pagar conforme se pueda, hasta dejar la responsabilidad de una empresa a alguien más para poder ausentarse, han sido algunos de los sacrificios que los seguidores azulcremas realizaron para poder irse al lejano oriente con tal de ver al América en la justa mundialista.

"Empezó a correr la voz dentro de la barra y la verdad es que al final del día ha sido un sueño viajar, de hecho he viajado con el América a varias partes de la República y lo vi como una oportunidad, dije pues antes de morir es bueno hacer este tipo de cosas", compartió Ismael Velázquez, aficionado americanista, de 39 años de edad.

Para otros, la idea de viajar con el equipo ya estaba instalada, pues apenas terminó el partido donde el América se coronó en la Concachampions y al día siguiente comenzaron a ver lo del viaje.

"Checar en la noche, en la madrugada hasta que bajara el precio del vuelo, ya era darle tarjetazo y comprarlo (el boleto)", fue una de la estrategia que usaron varios seguidores americanistas, explicó un joven estudiante de 22 años que prefirió guardar el anonimato.

Un viaje que salió del corazón, y más apoyo de la familia que del propio club, ya que fue por sus propios medios que tuvieron que buscar los boletos de entrada para el primer duelo, ya que la Directiva azulcrema se mantuvo al margen del grupo de seguidores que emprenden el viaje.

"Amigos y familia felices, por parte de la institución no nos toman en cuenta, no nos quieren apartar boletos allá, ni se los pedimos regalados, solo son apartados, pero no nos toman en cuenta a nosotros como aficionados", expresó Carlos, de 28 años de edad, quien repetirá el viaje a Japón, pues también lo hizo en el 2006.

Al final y pese a la falta de apoyo de la propia institución, su amor por el América los hace cruzar fronteras, pues para ellos la entrega al equipo es incondicional.

"Mi vida, es pasión, es amor, es seguirlo a todos lados, no importa nada, simplemente el América es todo para mí.

"Si no ganan, no me dolería, es un amor incondicional y con ellos en las buenas y en las malas", agregó el aficionado águila.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×