Jaguares y sus múltiples dueños

Jaguares podría cambiar de identidad por cuarta ocasión en su historia luego de que se ha rumorado que Antonio Leonardo, el promotor Guillermo Lara y el empresario Marcos Achar estarían...
 Jaguares podría cambiar de identidad por cuarta ocasión en su historia luego de que se ha rumorado que Antonio Leonardo, el promotor Guillermo Lara y el empresario Marcos Achar estarían interesados en rescatar al club de su crisis económica.
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas -
  • El club chiapaneco podría cambiar de propietarios por cuarta ocasión

Jaguares de Chiapas está envuelto en una ola de rumores con respecto a un posible cambio de propietarios; de concretarse, no sería la primera vez que el club pasa a diferentes manos, pues durante su corta historia han sido varios los empresarios que han apostado por el proyecto chiapaneco.

En el lejano 2002, Grupo Pegaso liderado por Alejandro Burillo, logró ascender una franquicia de Veracruz, pero la mudó a Chiapas y de la mano del exgobernador de Chiapas, Pablo Salazar Mendiguchía forjaron a los Jaguares de Chiapas; cuya primer insignia era muy similar al emblema de Jaguares de Jacksonville de la NFL.

Poco tiempo después el escudo fue cambiado por el de la cabeza de un jaguar mirando al oeste y un balón de soccer debajo. Los colores adoptados, tanto para el Estadio Víctor Manuel Reyna como para el uniforme fueron el naranja, como principal, y el blanco, como secundario.

En 2010, Grupo Salinas e Interticket se hicieron del equipo, adquiriendo la totalidad de las acciones del club, dejando de lado la participación del gobierno del estado.

Dentro de los cambios que se presentaron en la identidad del club destacaron el escudo, pues cambió la apariencia del jaguar, que se presentó como la cabeza de un felino maya sobre un escudo triangular cuya mitad era naranja y la otra mitad negra. Ambos colores formarían parte del uniforme del equipo: camisetas naranjas con bastones verticales color negro.

Sin embargo, apenas tres años después de la adquisición, la franquicia fue vendida a Querétaro dejando momentáneamente a Chiapas sin futbol de primera.

Pero Carlos López Chargoy encontró en este estado un nuevo hogar para su equipo, Reales de San Luis, que tras problemas con el gobierno potosino, se mudó a Chiapas.

Los cambios presentados fueron drásticos: el escudo se cambió por un jaguar más caricaturesco sobre un escudo totalmente verde y un balón albiverde debajo de él. Además, que el color principal del club pasó a ser verde y el morado, como secundario.

La politización del club fue más evidente que nunca, pues el gobierno del estado participa activamente en eventos de Chiapas FC, aunado a que el color del partido en el poder es el mismo que el del uniforme.

En recientes días, justo tres años después del último cambio de dueños (como la vez anterior) se habla mucho de un pase de estafeta; Antonio Leonardo (quien fuera presidente del club en la gestión de Grupo Pegaso), el promotor Guillermo Lara y el empresario Marcos Achar son los socios que estarían interesados en rescatar al club sureño de su crisis económica.

Ahora se le presenta una oportunidad dorada a Carlos López Chargoy de recuperar su inversión y concentrarse en el otro club de Primera división que su familia tiene: Puebla FC. ¿Qué cambios en la identidad de Chiapas FC se presentarán de concretarse la venta del club?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×