Águilas y Chivas, orgullo y obligación

El Clásico Nacional más disparejo en la historia. Una frase que resume lo que podría ser el duelo del próximo sábado, pero que también puede esconder mucho más de lo que la realidad frialdad de...
Ciudad de México -

Este partido se llevará a cabo el sábado 1 de noviembre en el Estadio Azteca a las 17:00 horas.

  • América buscará evitar la “barrida” en Clásicos que no sucede desde el Apertura 2011
  • Para el Guadalajara el duelo representa intentar revivir tras un torneo para el olvido

El Clásico Nacional más disparejo en la historia. Una frase que resume lo que podría ser el duelo del próximo sábado, pero que también puede esconder mucho más de lo que la realidad  frialdad de los números indican después de 14 fechas disputadas en el Apertura 2014.

Más allá de los 18 puntos de diferencia que existen en el actual torneo, las 71 unidades que los separan en la Tabla Porcentual y que hace más de dos años no han llegado ni cerca en cuanto al nivel futbolístico que han desplegado, el duelo entre América y Chivas no deja de ser un partido “grande”, pues más allá del lugar común, las derrotas que las Águilas han sufrido ante Pumas y Cruz Azul en el presente torneo así lo establecen.

  INFOGRAFÍA:: Round por Round del Clásico

Y es que de nueva cuenta el América de Antonio Mohamed se encuentra ante la oportunidad, y a la vez compromiso, de vencer a Chivas para no ser “barrido” en cuanto a clásicos se refiere. Ya en el pasado torneo lo logró revertir la mala racha ante Chivas cuando un categórico 4-0 en el Omnilife borró lo acontecido ante auriazules y celestes en una situación muy similar.

En frente tendrán a unas Chivas que siguen con la brújula desorientada. La llegada de José Manuel de la Torre trajo un poco de orden y al menos una actitud distinta que han mostrado ante León y Xolos, aunque hasta ahora no les ha alcanzado para reflejarlo en los resultados.

El Clásico Nacional tiene más relevancia de lo que parece, pues un triunfo para cualquiera de los dos equipos los impulsaría en sus respectivas y muy distintas metas, aunque una derrota quizás pueda tener mayor repercusión sobre América y su claro favoritismo que sobre unas Chivas que son vistas como claras víctimas.

No te pierdas