Vacaciones en el Azteca para ver al América

Con motivo de la Semana Santa y el puente vacacional que ello conlleva, miles de familias mexicanas se dieron cita en el Coloso de Santa Úrsula para cerrar el periodo vacacional.
Con motivo de la Semana Santa y el puente vacacional que ello conlleva, miles de familias mexicanas se dieron cita en el Coloso de Santa Úrsula para cerrar el periodo vacacional.
 Con motivo de la Semana Santa y el puente vacacional que ello conlleva, miles de familias mexicanas se dieron cita en el Coloso de Santa Úrsula para cerrar el periodo vacacional.  (Foto: Diana Pérez)
Estadio Azteca -
  • Las familias capitalinas decidieron cerrar sus vacaciones en el Azteca
  • Los revendedores se dieron vuelo en el Coloso de Santa Úrsula
  • Hubo un conato de bronca en al tribuna

Con motivo de la Semana Santa y el puente vacacional que ello conlleva, miles de familias mexicanas se dieron cita en el Coloso de Santa Úrsula para cerrar el periodo vacacional. La promoción en el Estadio Azteca era de tres boletos por cien pesos en la zona general, y la afición americanista no hizo más que aprovecharla. Por ello una hora antes de que el juego iniciará comenzaron a hacer filas en la taquilla; familias enteras desde cuatro a 19 personas decidieron apoyar a las Águilas y pasar un día fuera de casa. El cúmulo de personas en las taquillas era tal que la fila para comprar los boletos alcanzó hasta 80 metros. Los revendedores se sintieron entonces como pez en el agua, pues aprovecharon que el tiempo apremiaba, el inicio del partido estaba cerca, por ello vendieron las entradas sin necesidad que la afición se formara; todo por 20 pesos más por boleto. Y es que las fila para comprar los boletos difícilmente avanzaba, pues los revendedores, compraban boletos y se volvían a formar en la misma fila sin irse hasta atrás; de hecho hasta los propios aficionados tenían que acercarse a la reja de la taquilla para hacer contacto con el revendedor que ya estaba formado en la fila y así poder hacer un pedido más concreto, todo enfrente de las autoridades. El estadio poco a poco fue teniendo una mejor entrada, el estacionamiento se lleno cincuenta minutos antes de que el juego iniciara. El partido a pesar de no ser de gran convocatoria, por el rival: Indios, tuvo una buena entrada, de 50 mil aficionados aproximadamente, al inicio del partido, aunque la gente siguió accediendo al encuentro.

El único problema de una fiesta que lucía ser totalmente familiar, lo dio la barra Monumental, pues justo cuando el primer tiempo estaba por concluir comenzaron a agarrarse entre golpes entre ellos. La paliza duró más de 10 minutos, y la policía que cuida grupo de animación americanista no metió ni las manos; los golpes tuvieron que ser detenidos por los mismos integrantes de la Monumental.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×