Paco Ramírez se quedó triste y con sabor amargo por empate

El tener la ventaja en el marcador hasta el minuto 82 y ser alcanzado por los Pumas, dejó al técnico de Chivas, Francisco Ramírez, con pesar y un mal sabor de boca, ya que haber cosechado los tres...
El tener la ventaja en el marcador hasta el minuto 82 y ser alcanzado por los Pumas, dejó al técnico de Chivas, Francisco Ramírez, con pesar y un mal sabor de boca, ya que haber cosechado los tres puntos era fundamental para sus aspiraciones.
 El tener la ventaja en el marcador hasta el minuto 82 y ser alcanzado por los Pumas, dejó al técnico de Chivas, Francisco Ramírez, con pesar y un mal sabor de boca, ya que haber cosechado los tres puntos era fundamental para sus aspiraciones.  (Foto: Agustín Cuevas)
Estadio Olímpico Universitario -
  • "Era importante sumar los tres puntos para la calificación"
  • Dijo que es triste jugar sin público

El tener la ventaja en el marcador hasta el minuto 82 y ser alcanzado por los Pumas, dejó al técnico de Chivas, Francisco Ramírez, con pesar y un mal sabor de boca, ya que haber cosechado los tres puntos era fundamental para sus aspiraciones hacia la Liguilla. Favor de actualizar flashplayer

"Me quedo con un sabor amargo porque dadas las características de la temperatura, del rival que juega bastante bien, era importante sumar los tres puntos para meternos en la calificación, realmente me deja un sabor amargo, me voy triste por el resultado, me hubiera gustado sumar los tres puntos, sé que hay detalles por corregir", comentó. En conferencia de prensa en el Estadio Olímpico, el timonel del chiverío reconoció que a su equipo le faltó gas para terminar con intensidad el encuentro, además de que no tuvieron casi nunca la posesión de balón. "Nos faltó competir más, al final bajamos el ritmo y eso derivó que termináramos atrás, sin la pelota, no tuvimos el tiempo para poder salir y ser agresivos al ataque", dijo. Favor de actualizar flashplayer

Sin embargo, Ramírez descartó que su equipo se haya echado atrás, ya que para él fue el propio rival el que obligó a las Chivas a replegarse dadas las condiciones en la cancha. "Más bien fue consecuencia del trabajo de Pumas, de repente tuvieron ellos una buena posesión y a nosotros nos faltó eso para poder salir y ser agresivos en el último tercio, es fuerte jugar a esta hora, a esta altura y el rival cuenta porque juega bastante bien", comentó. Finalmente, el entrenador tapatío lamentó que se haya tenido que jugar sin público como una medida para evitar la propagación de la influenza. "El corazón del futbol es el aficionado, el que empuja, el que exige, el que te da ese extra, es muy triste jugar un partido sin aficionados", concluyó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×